Categorías
Filipinas Siquijor

En las cascadas de Cambugahay, en Siguijor, la isla del Fuego

Esta serie épica de vídeos comenzó en la anotación Vídeos de Manila, Puerto Princesa y la playa del Nido en Palawan y complementan e ilustran la narración legendaria del viaje a las Filipinas que empieza en El comienzo de otro gran viaje

Nos vamos a dar un descanso de tanto vídeo submarino, que esto empieza a parecer la bitácora de Cousteau solo que sin tanto tío con tanga enseñando pendejos, que en aquella época a los metrosexuales se les llamaba directamente maricones, una de esas precisiones lingüísticas que se han perdido con la maldita manía de tratar de ser siempre políticamente correcto. Hoy llegamos a la isla de Siquijor, la cual bautizaron los españoles como la Isla del Fuego por la infestación tan grande que había de luciérnagas que hacían que por la noche pareciera que estaba llena de hogueras. Pese a las mentiras que cuentan, allí jamás hubo ni habrá truscolanes, esas ratas del tamaño de humanos que desde hace tiempo alguien tendría que haber exterminado. En el día en el que hice los vídeos que veremos hoy, recorrí la isla en motocicleta y como estaba fascinado con pilotar y me veía como un Tom Cruise infantil que en lugar de gafas Rai-van usa gafas de AliExpress de la tienda del chino kudeiro, se me pasó totalmente lo de hacer vídeos salvo por un lugar, con lo que tenemos un empacho de vídeos en las cataratas de Cambugahay, cerca de Lazi. Por supuesto, estos vídeos habrían sido infinitamente superiores si alguien hubiera realizado mi sueño, el cual sigue esperando en MI LISTA DE DESEOS, por no decir que ese aparato tiene algo para engancharlo al volante y hasta hubiésemos tenido vídeos desde la motocicleta, que no veremos porque no los hay. A las afueras del villorrio y rescondido, te encuentras con un aparcamiento y unos vendedores y tras descender a un valle, descubres las cataratas de Cambugahay. El primer vídeo nos muestra lo típico, unos julays cerca del agua, una chama, una vaca que pasaba por allí y el agua. El vídeo está aquí:

En las cascadas de Cambugahay

Como había varios niveles y el lugar en domingo es muy popular entre los locales, pasé de bañarme en los niveles inferiores y subí al primero. Me metí en el agua y como hace todo el mundo, les regalé mi agüita amarilla (razón por la que no me baño ni muerto en las piscinas que están más abajo. Me entró un momento de artisteo que por suerte se me pasó rápido y en este vídeo tenemos mi teléfono güindous de cien leuros en su bolsa que lo protege del agua de dos leuros a la altura misma del agua. Sin más, podéis ver este documento espeluznante que está aquí:

Con la cámara a nivel del agua en la cascada superior de Cambugahay

Y un nivel más abajo tenemos otra piscina y se puede ver a unos cuantos filipinos cerca del agua. Una de las cosas que se perderán pronto de Siguijor es que está fuera del circuito turístico principal, es un lugar relajado y en el que compartes los lugares con los filipinos, una gente fabulosa y muy amable. El vídeo está aquí:

Filipinos en las cascadas de Cambugahay

Llegamos a la zona del nivel inferior y aquí podemos ver que en esa piscina natural, que es la más grande, hay una liana y la gente se lanza al agua. En el vídeo creo que una hembra algo encochinada es la que provoca el tsunami. También se pueden ver las escalinatas que llevan desde la carretera al lugar y en un arranque de generosidad nunca visto, hay un plano en el que se ven los niveles de cascadas suepriores. Este documento único y exclusivo que solo se puede ver en el mejor blog sin premios en castellano está aquí:

Las cascadas de Cambugahay y chama saltando al agua

Acabamos esta pequeña serie con un asombroso vídeo en el que un chamo se lanza al agua usando la liana. El ángulo es distinto ya que estoy por detrás del colega. También se puede ver al julay que probablemente no sabe nadar y es el que se asegura que solo se ahoguen los justos y necesarios. Siendo el único turista allí, el colega me informó que si en algún momento me salía de la pipa el tirarme, mi posición en la cola para usar la liana era obviamente la primera. El documento está aquí:

Saltando al agua en Cambugahay

Y así acaba este interludio en el que hay agua, pero es dulce y ciertamente meada. En la próxima entrega, llegaremos a Boracay y lo podéis leer en Buceando por los alrededores de Boracay con visita a Crystal Cove.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 respuestas a «En las cascadas de Cambugahay, en Siguijor, la isla del Fuego»

Pero si la cámara es barata, cómpratela ya hijo, no seas así, que tú tienes un sueldo del primer mundo.

Que me gasto en los billetes, en la estancia, en el papeo y no nos olvidemos del 52 por ciento de impuestos que pago para mantener a Grecia dentro de la Unión Europea.

Los comentarios están cerrados.