En un barrio de Nueva York – In the Heights

Ponme un musical en el cine y yo no me lo pierdo, como Virtuditas, yo soy fans de este género que nos llega con cuentagotas y que en mi caso es algo bueno, que si me saturan con películas de este tipo seguramente me asquearía y las dejaría de ver porque junto con el cine de animación, es uno de los géneros que más exigen de los espectadores, ya que nos tenemos que creer que es algo natural que la gente que aparece, de repente dejen de hablar y canten y bailen, que eso requiere mucha fe. De este no había oído hablar nunca. Se titula In the Heights y en España al parecer se estrenó en junio con el título de En un barrio de Nueva York.

Un puñado de julays se pasan el día cantando y bailando en el barrio, pero con muy poco chimpún.

En una de las barriadas marginales de Nueva York, un grupo de latinos busca su sueño americano, que no se sabe muy bien si lo han encontrado y son felices, pobres, lo pasan a ratos mal pero siempre sobreviven. Seguimos a Usnavi, un chamo con un nombre rarísimo y que viene del primer barco que vieron los padres al llegar a Nueva York como inmigrantes y que era uno militar con el concepto en el lateral del mismo. El chamo sueña con volver a la tierra de sus padres y montar un bar allí y trabaja para hacer realidad su sueño, pero al mismo tiempo, al barrio regresa su ex-novia y la hembra que se la pone morcillona y comienza a dudar entre irse o quedarse. Todo se irá complicando mientras llega una ola de calor que tumbará la red eléctrica de la ciudad y que dejará a este barrio, al ser pobre, sin luz por varios días.

Tengo que reconocer que lo disfruté a conciencia y me pareció una historia fabulosa. Como musical está muy bien, pero le falta el hacer que las canciones se te graben a fuego y las repitas todo el día. Solo tiene dos canciones que destacan y que se recuerdan, el resto, aunque muy buenas, se van con la historia. En este caso el género es el Hip-Hop y quizás por eso, porque las canciones son en realidad diálogos largos sin mucho estribillo, resulta muy difícil recordarlas. El protagonista es Anthony Ramos, al que creo que no había visto nunca antes en cine y del que puedo decir que tiene los ojos más bonitos que he visto nunca jamás. La película es muy coral y hay un montón de gente y en seguida te haces o de una banda o de la otra. Tiene un momento triste que consiguió hacerme llorar la canción entera. Es también fabuloso el escuchar un musical que está hecho en spanglish, saltan continuamente del español al inglés, es toda una maravilla para escuchar sin doblar y no tengo ni idea de como lo pueden haber traducido porque en realidad lo destrozan. Hay un número musical en una piscina que es épico.

Los miembros del Clan de los Orcos, por definición, no conciben el género musical a menos que sean tías tetudas lavando coches deportivos mientras sus machos les arrean tortas en los culos y ellas los agitan como si quisieran asegurarse de convertir en líquido todo aquello que contiene su caja de la mielda, así que mejor no ven esto. Sí que puede interesar a algunos de los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

4 comentarios

  1. Usnavi, seguro que eso viene de U.S Navy, los latinos se fabrican los nombres sin pudor y una fantasia hortera del copón… 🙂
    A mi me gustan los musicales, pero tienen que ser buenos, los malos o muy regulares los detesto y me ponen de mala leche… 🙂
    Salud

  2. Uy, uy, uy, que nuestro julandrón parece que se ha enamorado de Toni.

    … puedo decir que tiene los ojos más bonitos que he visto nunca jamás …

    ¿Otro 8/10? Estamos en racha o tienes el gatillo fácil después de tanto tiempo de abstemia cinematográfica.

  3. Que triste no saber reconocer algo bello cuando lo ves. Que yo sepa, que te gusten los ojos de alguien no dice nada.

    Genín, tus dotes deductivas para lo del nombre se merecen una mención honorífica en los próximos Oscars

  4. Jope macho que era broma! Aunque te entiendo porque se te han acabado las vacaciones en Canarias y no estás de humor. Pues hala! se acabaron las coñas, a partir de ahora todo serán comentarios serios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.