Escribiendo con fuego – Writing with Fire

El año 2022 se está convirtiendo en mi año de los documentales, están llegando tantos a los cines que literalmente no doy abasto. No son productos que ponen en un montón de sesiones sino que dan unas pocas, pero los que somos fans no nos las perdemos y yo he perdido la cuenta pero voy para récord y a partir de este creo que tengo siete más para comentar en el futuro más cercano. Casi siempre voy sin saber nada del susodicho y así o me impresionan o me matan del disgusto. El de hoy se titula Writing with Fire y al parecer se estrenó en España al final de diciembre con el título Escribiendo con fuego en una plataforma digital y tal y tal.

Unas julays se pasan el día noveleriando con sus telefoninos y ciertamente, sin chimpún.

En la India, un grupo de hembras de la casta de los PARIAS, la más baja y peor de lo peor, muchas de ellas analfabetas multi-funcionales, crean un periódico que cada vez se hace más popular y se moderniza con telefoninos para darle un punto digital y alcanzar una mayor audiencia con su canal del llutuve y todo.

El documental muestra como la India es uno de los países más racistas del universo y lo es entre los suyos propios, si has nacido en la casta de los parias, eres mierda, eres de lo peor y jamás podrás salir del grupo, te podrán pegar, violar o matar sin que parezca que la justicia haga nada para castigarlo. Estas periodistas, muchas de ellas incapaces de manejar un teléfono porque jamás se han podido pagar uno, se dedican a documentar noticias locales, de contaminación, de asesinatos, de violaciones y según el periódico y sus medios digitales y tales y tales se van haciendo más populares, tienen más repercusión y son capaces de solucionar problemas que antes serían imposibles de resolver, porque los de las castas superiores se dan cuenta que sin ellos, no hay votos y no hay teta de la que mamar, o algo así. El documental es muy interesante y lo primero que yo saqué del susodicho es que me reafirmo y hasta me triafirmo en mi negativa rotunda, total y completa además de absoluta a ir a la India, se ve una mierda de país con una mierda de ciudadanos, lo peor de lo peor, que no dudarán en violar o pegar una paliza a uno de los suyos y bueno, los que siguen la religión de allí, esos son los absolutamente peores, como se puede ver en el documental. Dura hora y media pero a pesar de eso se hace en ocasiones un poco lento porque realmente no tenían mucho que contar y algunos de los segmentos, que son muy interesantes, los estiran como el chicle.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, la palabra documental te debería provocar un terror primario que no veas. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, es más que probable que te guste, asumiendo que seas capaz de ir a un cine a ver un documental.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Yo con la India tengo sentimientos encontrados, pero vaya, tampoco está entre mis diez destinos prioritarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.