Física o química

Para mí, uno de los descubrimientos más grandes desde el exilio nórdico fue un día que no sé ni como pero seguramente estaba de visita en España, vi un episodio de la serie que voy a comentar hoy y aluciné en colores. Después la encontré en algún lugar de las redes y creo que como cada episodio duraba lo que una película, estuve al menos tres años viendo las diferentes temporadas, únicamente cuando me iba de vacaciones a Asia y este era mi acompañamiento. Se trata de Física o química, que para mí, seguramente es la mejor serie española de la historia del universo.

A lo largo de siete temporadas, las tramas se retorcieron mucho y algunos de los que salen en la foto cambiaban frecuentemente de pareja, se marikitizaban y se curaban del marikitismo, se lesbianizaban y volvían al cipote y mucho más. Esto era un instituto en el que los chiquillos, por chingar, hasta chingaban con los profesores, que algunos no le hacían ascos a los alumnos. La serie tenía una dinámica muy compleja con tantos protagonistas pero siempre había algo especial, tenía buena música e incluso en las últimas temporadas cuando ya resultaba difícil creer que esa gente podía seguir en el instituto, era fabulosa. En el camino desde la primera hasta la séptima temporada, algunos desaparecieron, algunos murieron (o los mataron) y llegaron caras frescas pero siempre, siempre, siempre, tuvimos un grupo central que cambió muy poco. Es una de las series de adolescentes que mejor han tratado movidas dramáticas, los guiones eran fabulosos y toda esta gente sabía actuar muy bien. Hubo momentazos antológicos como cuando uno anuncia al resto que tiene cáncer y ahí lloraron hasta los desiertos más secos del mundo. Varios de los actores y actrices que aparecen aquí se encuentran entre mis favoritos y sigo sus carreras con gran atención. Ana Milán era mi favorita entre las profesoras y entre los estudiantes, me fascinaba Andrea Duro, que hacía de estudiante verdulera y lo bordaba y Maxi Iglesias, que siempre tenía algún trauma en su cabezón.

El tema original de la serie, la canción de Despistaos, creo que está al menos en cuatro versiones distintas en mi biblioteca musical y todas y cada una de ellas me gustan. Seguramente estuve año y medio tarareando esa canción día tras día.

Si quieres ver una buena serie con adolescentes y todos sus problemas, esta es definitivamente la mejor. Yo diría que puede gustar a cualquiera, incluso a los más pedantes.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.