Categorías
Viajes

Honest Thief

Todo el mundo sabe que Liam Neeson se ha especializado en un tipo de actuación, que borda y hace película tras película de más de lo mismo, es una especie de Terminator de carne, sudor y huesos que da igual lo que envejezca, él sigue repartiendo candela de la buena, de la mala y de la peor sin descanso. Juraría que cuando vi el trailer por primera vez pensé que esta era la segunda parte de una que estuvo en los cines hace uno o dos años pero parece que me equivoqué y es otra vez la misma historia. Se trata de Honest Thief y se desconoce la fecha de estreno en España, aunque en México la estrenaron como Venganza implacable y en España prefieren la traducción más literal de truscoluña no es nación.

Un julay se encoña de una pava y cuando dos picoletos le dan por el jauer, el los rejode bien jodidos y sin chimpún.

Un pavo se encoña de una vieja y como que se arrejuntan y eso y decide que para vivir con ella tan a gustito, tiene que dejar atrás un secreto muy obscuro de su pasado, ya que robaba bancos por entretenimiento y tiene rescondido todo el dinero que robó. Se ofrece a entregarse a los picoletos pero le tocan dos corruptos que apañan el dinero y lo intentan matar pero acaban matando a otro picoleto, intentan matar a la hembra y a partir de ahí el chamo se desmelena y básicamente hace caer las diecinueve plagas de Egipto sobre esa miasma, chusma y gentuza, seguramente de ascendencia truscolana.

Esto es un refrito de la clásica historia de Liam Neeson en versión telefilm y que con la sequía de pelis llegó a los cines, pero en donde estas cosas funcionan mejor es en la tele. Aunque el hombre hace su papel de siempre y no defrauda, los picoletos son un poco lerdos y paletos, sobre todo el que tiene más mala leche, que parece un malvado sacado de un episodio de dibujos animados de tanto que la caga. La hembra es un poco como florero y hubiera sido mejor si la hubiesen hecho también muda, ya que cada vez que abre la boca la caga. La película entretiene, sobre todo en las escenas de acción cuando un señor ya casi ancestral y que malamente puede trotar se deshace de toda la policía de una ciudad gracias a la obesidad y la estupidez de los polis.

Definitivamente, una de esas que un miembro del Clan de los Orcos disfruta en casa agarrado a su hembra y quizás dándoles un grito de cuando en cuando a sus retoños o viéndola con los susodichos para que se vayan educando en como interaccionar con las fuerzas del desorden público. Puede provocar ceguera temporal a los sub-intelectuales con GafaPasta que se arriesguen a verla.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «Honest Thief»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.