Huda’s Salon

Esto nos lo vendían como una peli neerlandesa porque está producida con dinero de aquí junto con egipcios y palestinos y por descontado, no tenía ni la más pajolera idea de lo que iba a ver porque no creo que hayan puesto jamás de los jamases el trailer en la filmoteca. Como encajaba en mi plan, decidí darle una oportunidad y así fue como fui a ver Huda’s Salon, película que al parecer sí que se estrenará en España al final del mes de julio con el mismito título que en inglés.

Una julay va a la peluquería a que le hagan los pelos y le hacen el coño sin ilusión ni fantasía.

Resulta que una pava palestina, mayormente sumisa porque las mujeres musulmanas son como ceros a la izquierda, va a la peluquería y allí la peluquera la droga, la mete en un cuarto, le hace fotos desnuda con un hombre y cuando se despierta le dice que si no se curra los chivatazos con los judios-de-mielda, se va a cagá en todos sus mueltos y todo el mundo se enterará que es promiscua tirando a arretranco y folla con machos que no son su marido, que encima es hiper-mega celoso tirando a paranoico. A partir de ahí la chama se desquicia pa’l coño, a la peluquera la captura la pasma palestina y la llevan a interrogar a un bonito sótano que se ve en el poster y mientras cierran el círculo para pillar a esta pobre desgraciada que encima tiene que preparar comida para toda la familia política que son una banda de machistas joputas.

La trama suena muchísimo mejor de lo que recibes al ver el producto. Una cosa me quedó meridianamente clara, la sociedad musulmana, tal cual la pintan aquí, es una puta mierda y tratan a las mujeres como escoria y la única solución para ese problema es el exterminio de esos hombres. También me quedó claro que a juego sucio, los judíos son los putos amos del cotarro y que no tienen escrúpulo alguno, igual que sus oponentes, la pasma palestina. Esta es una partida en la que nadie puede ganar y una tipa que lleva una vida mierdosa con un marido celoso y paranoico y un bebé verá como en cuestión de un día, todo se va a la puta mierda y casi que lo mejor que le puede pasar es que la maten. Pese a que la peli dura noventa minutos, se me atragantó en algunos tramos y puedo confirmar y confirmo que no tuve empatía alguna con ninguno de los protagonistas, por mi, acabar con todos ellos parece ser la única forma de solucionar el problema.

Cualquier miembro del Clan de los Orcos debería cuidarse mucho de no entrar en un cine a ver algo así y lo mismo diría de los sub-intelectuales con GafaPasta. Flojita.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.