Judas y el mesías negro – Judas and the Black Messiah

Con tanta cultura de esa de la cancelación, ahora un director viene con cualquier idea chorra que requiera de minorías o de grupos de los que son chachis y enseguida le llueven los millones para hacerlo y así nos están pretendiendo dar lecciones de una historia que ni nos interesa ni nos sirve de nada, que el mundo superó estas cosas hace décadas salvo por gringolandia, en donde siguen con la misma sociedad rancia de hace cincuenta años. La película de hoy se titula Judas and the Black Messiah y al parecer está en algún lugar de las internetes españolas con el título de Judas y el mesías negro.

Un julay acarajotao trabaja para la pasma chivándose de las movidas de un julay que es un macarra que no veas

Resulta que un agente del eFeBeI quiere información secreta y verídica de un negro que pertenece al grupo de los panteras negros y que viene a ser una organización terrorista como las que hay en truscoluña, que no es nación. El tipo trinca a otro negro en problemas y le ofrece salvarlo de los susodichos a cambio de convertirse en el nuevo Judas y el chamo está pero que encantado con el trabajo, aunque cuanto más oye al otro terrorista, más convencido está que dice la verdad o algo así.

Tengo que decir que está comprobado que yo tengo muy pocas luces y con el guión de esta película, en muchas ocasiones estaba totalmente perdido y no tenía ni puta idea de la razón que les llevaba a hacer las cosas. Está claro que el guionista estaba pero hasta el moño de farlopa de la peor porque no hay coherencia alguna, aunque lo de la violencia y la saña con la que se gritan unos a otros entretiene y como encima estábamos en plena ola de calor, más de dos horas en el cine son como una bendición. Desconocía pero que por completo a los dos protagonistas, aunque resulta que han salido en películas que he visto, pero todos sabemos los problemas tan grandes que tenemos en ocasiones para reconocer a las personas de otras razas y si no, en la multinacional japonesa en la que trabajé, antes de decir el nombre a alguno para llamarlo o así tanteábamos con los compañeros porque ni después de dos años los podíamos identificar. La película tiene un montón de violencia y como hay un Judas, os podréis imaginar como acaba la cosa. Al parecer está basada en personajes que existieron en la historia reciente gringa de los que yo no tenía ni puta idea y de los que ya me he olvidado.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y esto te lo ponen en un cine, el estropicio que harás en la sala será épico. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, no creo que te mole nada.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.