La Bestia – Beast


Por razones que me son imposibles de explicar, cada vez que he visto el trailer de la película que voy a comentar, me daba la sensación de estar viendo algo conocido, como si fuera una historia que ya vi y resulta que en un pasado muy lejano, la película Los demonios de la noche con Michael Douglas y Val Kilmer tenía básicamente la misma trama, pero quitando el niño pelúo y la niña repelente y claro, los dos protagonistas eran blancos. Parece que alguien decidió que era hora de refrescar la historia y así tenemos Beast, que en España se ha estrenado hace una semana como La Bestia, título super-hiper-mega machista y pro-patriarcado que culpabiliza a las hembras y los julandrones, que esto se debería haber titulado Les besties o mejor aún , truscoluña no es nación.

Un julay negro se va de vacaciones al África para fardar con los otros homínidos de la tribu, sin chimpún.

Resulta que un panoli va a Sudáfrica con sus dos hijos después que se le murió la hembra que empreñaba regularmente. Estando allí, les dan un paseíllo por una reserva hasta que la cosa se tuerce porque hay un león con mucha mala hostia que los quiere matar. Casualmente, el chamo, que una vez levantó una caja de frutas y eso lo convierte en un culturista, o quizás en un fruturista, cuando un león los ataca, se enfrenta al león con patadas y las manos, porque él es así de fastuoso y fabuloso y hasta su hija la pelleja ataca al león. Lo mejor es que se dejan siempre las ventanas del Jeep abiertas para no ponérselo difícil al león y el león parece que prefiere la carne de los blancos, que cada vez que intenta trincar a uno de estos, le dan unas arcadas que no veas y cuando mata a otros negros, ni se los come de puritito asquito. Al final todos sabemos quién va a ganar, con un cuchillo de juguete y después que los cazadores profesionales con armas de última generación hayan muerto.

Si le pones a esta película un medidor de polladas, se te dispara hasta más allá de su límite porque esto está lleno de gilipolleces. El director debe haber pensado que todos pasamos los años del instituto bajo la mesa chupando pollas como él y claro, nuestra inteligencia limitada haría que en un Jeep en la jungla abramos las ventanas una y otra vez, que salgamos del coche cuando se nos calienta un güevo sabiendo que hay un león peligroso suelto y haciendo otro tipo de estupideces. El joputa que puso que la peli tiene algo de terror debería ver como lo capan y tiran sus joyas en una picadora de carne, que aquí no hay terror, salvo el de los pobres leones que tienen que aguantar a esta mierda de familia disfuncional con una hija que está pidiendo a gritos que la metan en un barreño y la ahoguen para salvar a la humanidad, que eso es mucho CO2 suelto, un hijo que ya tendría que haber pedido la paga de retrasado y un padre que quizás pensó que en la tribu de su hembra podría encontrar una nueva que comprar para que le cuide las bestezuelas y se la coma por las noches y cuando llegó y vio la bajísima calidad de las lugareñas, quizso salir por patas de allí. El guion es una basura, una fritanga mal hecha y con exceso de aceite de una película que era buena. Idris Elba trincó el cheque y se olvidó que le pagaban por actuar, o quizás es que nunca ha sido un gran actor. Los efectos especiales son de tienda de todo a menos de un leuro, patéticos, el león da menos miedo que Camilo Sesto recién salido de la cama por la mañana. En fin, que lo mejor que se puede decir es que la estrenaron en verano y es hora y media en una sala con aire acondicionado, si te llevas un antifaz y unos tapones de ceras para las orejas, puedes darte un siestote y no te habrás perdido nada.

Esto es carnaza de sobremesa de fin de semana en Antena Triste o Telajinco, no tiene nada que merezca ser recordado. Probablemente disgustará por igual a los miembros del Clan de los Orcos y a los sub-intelectuales con GafaPasta.


2 respuestas a “La Bestia – Beast”

  1. Jajajajaja, me encanta cuando vas a ver un pallufo de estos! Me río mucho con el post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.