La diosa fortuna – La dea fortuna

Mi última visita a la filmoteca en Amsterdam había sido en diciembre, justo un par de días antes del cierre forzoso de los cines y ahora que volvieron a abrir, me monté una visita para darme un empacho de películas de esas raras que no ponen en el resto de los cines. Conseguí planificar tres películas sin demasiado tiempo entre ellas y la primera era una italiana titulada La dea fortuna, que al parecer hasta se ha estrenado en España el año pasado en septiembre con el título de La diosa fortuna.

Dos julays julandrones acaban con las bestezuelas de una amiga con un careto que no veas.

Una pava aparece en la keli de dos amigos julandrones con los chiquillos y les deja los niños durante unos días, aquello huele a drama. Resulta que después de quince años, los pavos ya se están haciendo asquito el uno al otro y con los niños la cosa se complica aún más y los tres días prometidos por la madre pasan a ser unos cuantos más y otros cuántos y aquello es como una olla a presión, cargándose de vapor que tarde o temprano tendrá que salir por algún lado y precisamente no van a ser peotes.

Esto es un drama con frecuentes escenas tiernas y otras en las que te ríes de una pareja que nunca consideró tener niños y que de repente tiene a dos en su keli, ya criaditos y que se les reviran a poco que se descuiden. La madre aporta el drama con su enfermedad, que está más claro que la luz al final del túnel que es cáncer, pero claro, sus amigos, sus hijos y hasta ella deben tener el gen ese de los tontos muy desarrollados porque no lo pueden ver. Cuando parece claro que la cosa va para largo y hasta puede empeorar, buscan soluciones más permanente. Aquí se juega mucho con el concepto de la familia, de las nuevas familias y de todo lo demás y quisieron mezclar tanto que al final no todo funciona y por ejemplo tenemos un reparto de cienes y cienes de secundarios que viven en el mismo edificio y que todos son blgpqrstuvwxyz o algo así, que allí los únicos heterosexuales son unos con el chamo con alzheimer y todo ese mangoneo de opciones sexuales lo dejan ver pero no lo explotan y al final es lastre para la historia principal, que se lo podía haber ahorrado. Donde definitivamente la cagaron fue en la trama final, cuando metieron de por medio a una vieja que no pinta nada y que no aportó nada a la historia salvo para hundirla.

Esto es cine que puede provocar la muerte instantánea a cualquier miembro del Clan de los Orcos que se vea expuesto a la susodicha. Tampoco creo que guste a los sub-intelectuales con GafaPasta. Inicialmente le iba a poner dos puntos menos, pero como es en italiano y al menos disfruté del idioma, ya sabéis que tenéis que restar para calcular el valor final.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.