La entrega – The Drop

La entrega - The DropCon la locura de las diferentes fechas de estreno de las películas americanas en Europa, a veces algún título entra por Holanda y a España llega un montón de meses más tarde (tengo dos películas en mi lista para comentar que no lo hago porque están previstas en España en enero) y en otras ocasiones llego tarde ya que ya salieron de la cartelera hace un montón, como sucede con la película de hoy, titulada The Drop y que en España se estrenó a finales de septiembre con el título de La entrega.

Un julay acarajotado que trabaja de barman resulta que se encoña de una pava y le sale el ramalazo truscolano y mata a una basca que no veas

Un tipo al que parece que le falta un hervor para ser normal trabaja en un bar que forma parte de la red de blanqueo de dinero de una banda criminal. Su jefe es su primo, un tipo amargado y que intenta timar a los criminales para juntar pasta. Cuando atracan el bar las cosas se ponen complicadas y cuando llega el segundo atraco en el día en el que todo el dinero de los criminales de Nueva York pasa por allí, el acarajotado tendrá que demostrar que tiene las arriolas bien puestas.

Reconozco que llegué a esta película predispuesto a odiarla porque el trailer es un pallufo y encima, es con mafia y sus dramones y a mí ni las películas ni las series de mafioso me ponen. Dicho esto, la película me enganchó desde el primer momento y la disfruté como un buen café hecho en una Moka Express. Tiene una trama interesante, un guión que pese a algún tropezón consigue crear un escenario creíble y unas interpretaciones fantásticas por parte de todo el mundo y en donde destaca Tom Hardy, actor con el que estoy teniendo una relación de amor y odio ya que unas veces me produce una tremenda alergia y en otras ocasiones alergia. Otro que está muy auténtico y sufrido es James Gandolfini y hay que reconocer que Noomi Rapace es fabulosa. La película parece ser de esas viscerales que si no te gustan, te repelen y se marcharon del cine unos quince espectadores sin esperar al final, imagino que porque casi todo es hablar y hablar y hablar y escenas lentas con la cámara moviéndose y ellos se creían que aquello iba a ser un festival de tiros y persecuciones policíacas que no hay. Esta es una de esas películas que en realidad se hacen pensando en la filmoteca, que no se diseñan para atraer multitudes y si vas al cine sabiéndolo, la disfrutarás un montón.

Yo diría que hasta el más desarrollado de los miembros del Clan de los Orcos se duerme con la película. Puede gustar a los sub-intelectuales de GafaPasta y debería ser de obligado visionado para todos que disfruten con dramas y películas de criminales sin efectos especiales.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.