La maldición de Hill House – The Haunting of Hill House

Vamos a regresar al universo de las series de miedo, las cuales casi siempre no dan miedo pero tienes algunos sustos y te pasas un buen rato. Una de mis favoritas y una en la que el nivel de angustia está altísimo es la que voy a comentar hoy, que se estrenó como una miniserie hace unos pocos años e hicieron otra pero basada en otros fantasmas hace poco. Esta es una de esas series de la cadena esa que solo se puede por las internetes. Se trata de The Haunting of Hill House y en España la conocéis por La maldición de Hill House.

Una familia con varios chiquillos, al parecer vivió en una casa embrujadísima pa’l coño en la que las pasaban putas y canutas. Una purriada de años después, regresan a esta keli y no veas el pitote que se monta, aquello es un puto aquelarre. La serie tiene una cantidad ingente de sustos y momentos en los que más de una que yo conozco agradeció que cierto Ancestral le había pasado pañales de viejo. El terror en televisión ha sido siempre algo que tiende más bien a lo cómico o a disgustarnos pero en este caso consiguieron crear un producto sólido, con una historia que tiene un principio y un final claro y que no necesita de nada más. Todo el elenco borda sus papeles aunque yo de siempre he tenido cierta preferencia por Michiel Huisman, que quizás porque los dos somos cabezas-de-queso, me cae muy bien. Tengo una amiga que fue incapaz de ver la serie sin su macho al lado, al cual no le gustan las series ni las películas de terror y se tuvo que joder y mamarse los diez capítulos o iba a pasar una hambruna de chocho muy larga. Seguramente esta es una de las experiencias de terror televisivo mejor logradas de la historia y aunque en algunos momentos flojea porque estiraron la historia como un chicle bazooka, pese a todo sigue siendo fabulosa.

Básicamente es para los amantes del género de terror, ya sean miembros del Clan de los Orcos como sub-intelectuales con GafaPasta.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.