La oveja Shaun. La película – Shaun The Sheep Movie

Este fin de semana viví uno de los mayores misterios universales que recuerdo o que hasta incluso quiero recordar. Mirando las opciones para montarme una sesión combinada en Amsterdam, opté por comenzar con una película de animación que tenía un trailer cachondo y que aunque parecía más bien para niños pequeños, igual resultaba interesante. Elegí una sesión original por aquello de no agobiarme con el doblaje y así me planté en el cine a ver Shaun the Sheep Movie, película que se estrenó en España este fin de semana con el título de La oveja Shaun. La película.

Una banda de julays se van de peregrinación a la ciudad y allí las pasan putas

Unas ovejas que viven felices y contentas deciden que quieren tener un día libre y para ello ngatusan al granjero, lo duermen pero el plan se tuerce y este acaba yendo desde la granja hasta la ciudad en una roulotte en plan esperpéntico. Una vez allí, pierde la memoria en un accidente y cuando se despierta se acaba convirtiendo en el peluquero de moda. Las ovejas y el perro pastor irán a su rescate para traerlo de vuelta a la granja y recuperar su vidilla normal.

Lo mejor es comenzar diciendo que jamás he visto esta serie televisiva y no tenía ni idea de lo que trataba. Todavía tiemblo con lo del doblaje porque la película no tiene una sola frase de diálogo coherente. Son solo los ruidos de los animales y marmulleos de humanos sin sentido, con lo que aún no me explico el por qué de la versión doblada. La película está fabulosamente rodada, la animación es espectacular, el guión es ameno y simple y la historia divierte y entretiene. Me recordó a las películas de cine mudo de los años veinte y treinta solo que sin música de piano. Las ovejas son fabulosas y tienen idea tras idea absurda que por supuesto se tuercen al llevarlas a la práctica y que de alguna manera terminan acabando bien. Aluciné porque una película que de entrada pensaba que sería del montón resultó ser una original aproximación al cachondeo puro y duro, que igual hace reír a los mocosos que a aquellos más bien talluditos como yo. La película aprovecha hasta los títulos de crédito para continuar con la sorna y el cachondeo. Los diálogos entre ovejas balando son épicos.

Esto debe encantar tanto a los miembros del Clan de los Orcos como a sus hijos tenidos cuando aún eran adolescentes. Lo tiene todo también para sorprender y fascinar a los sub-intelectuales de GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.