La Place d’Une Autre

Mira que he visto películas francesas pero creo que esta es la primera vez que veo una ambientada en la Primera Guerra Mundial, aunque está más bien centrada en una pava y vemos poca guerra (o casi ninguna). Como siempre, esto lo vi en la filmoteca porque si lo ponen en el multicines normal, seguramente ni arrancan el proyector porque la sala estará vacía, que incluso cuando yo la vi, era el único julay en la sala. Se trata de La place d’une autre y no está previsto su estreno en España aunque dicen que el título sería truscoluña no es nación.

Una julay enfermera y pobre le roba la identidad a una pretensiosa aprovecha para vivir del copón.

Resulta que una pobre desgraciada que es más bien arretranco o puteta acaba de enfermera en la Primera Guerra Mundial y cuando el lugar en el que estaba es atacado por los alemanes, le roba la identidad a una pava que venía de Suiza a Francia para vivir con una amiga de su difunto padre y se hace pasar por ella, en una sociedad de ricachones y tal y tal. En un punto determinado, la que es la auténtica julay reaparece y trata de recuperar su identidad pero es mala y ruin y aquello acaba como el rosario de la aurora boreal.

Tenemos un drama muy denso y mayormente interpretado por mujeres, aunque en aquella época del siglo XX (equis-equis) no tenían un gran papel y la pava pasa de puta a enfermera y después a lectora de libros de una vieja ricachona, que le coge cariño o algo así y que hasta la defiende cuando aparece la verdadera chama. El drama se me hizo largo, dura casi dos horas y personalmente creo que hay como veinte minutos de relleno que no aportaban nada y que se podían haber suprimido. Toda la escena cumbre de la película, cuando la mala, que es la auténtica, entra en la keli de la vieja a matar a la otra, resultó demasiado elaborada y falsa, con las mujeres exagerando su papel de mujeres y los hombres exagerando su papel de machos de las cañadas o quizás es que los franceses son así de pedantes. En ningún momento consiguieron que le cogiera cariño a la estafadora, por lo que a mí respecta, la podían haber matado los alemanes cuando tuvieron la oportunidad y así habríamos tenido un corto y no una película.

Esto está totalmente prohibido para los miembros del Clan de los Orcos y yo diría que hasta los sub-intelectuales con GafaPasta la encontrarán aburrida. Seguramente sirve para provocar la siesta después de almorzar.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.