Categorías
Cine

La teoría del todo – The Theory of Everything

Los meses de enero y febrero son los de los dramas, los dramotes y las películas de tullidos. Se acercan los Oscars, los Globos de Oro están al caer y las distribuidoras sacan todas esas películas que habitualmente solo sirven para las filmotecas y procuran que las nominen y les den premios para ver si engañan a un buen puñado de Orcos y así les sacan un dinerillo extra a la inversión. Este año, arrancando la serie, tenemos The Theory of Everything, la cual se estrenará en España la semana que viene con el título de La teoría del todo.

Un julay super-espabilado se queda aparcado como madre del Rey o motocicleta en puerta de puticlub y debe tener algo de sangre Orca porque le dan dos años de vida y el cabrón sigue vivito y coleando

Esta es una de esas películas con personaje que todos conocemos ya que Stephen Hawking es muy conocido por su rivalidad en el arte del aparcamiento en silla de ruedas y todos sabemos que se echaba las carrerillas con cierta madre que nunca llegó a ser reina. Al parecer el hombre no fue siempre así y tuvo una juventud normal y hasta se echó una novia con la que se casó ya con la enfermedad y esta es la historia del noviazgo y el matrimonio y la vida en común hasta que se divorcian y un poco más.

Lo primero es decir que Eddie Redmayne hace un trabajo fabuloso y cuando se queda todo aparcado es que es clavadito al original, con sus manitas torciditas y todo. Él es sin lugar a dudas lo mejor de la película y demuestra que es un sólido actor. Por suerte tiene un montón de química con Felicity Jones y su interacción en pantalla funciona muy bien, aunque más tarde a ella se le va el baifo al cielo y como que se le ponen los pezoncitos duros con el profesor de canto de la parroquia y de nuevo tiene química con el actor que lo interpreta. El problema principal de la película para mí es que pese a ser una bonita historia de amor, no da para las más de dos horas que dura y nos podrían haber ahorrado por lo menos media hora sin que se notara demasiado. Hay muchas escenas que si no hubiesen estado, no las echaríamos de menos. También parece que les gustaba regodearse con las escenas de sufrimiento del pobre hombre, que están bien y que a más de un espectador le dan una alegría porque deben pensar eso tan natural de mejor tú que yo pero no hacían falta. Uno de los actores que más sobran es David Thewlis, que hace de profesor en la universidad y de ladilla que continúa en varios momentos de la película y que por más que el hombre sea un buen actor, aquí no pintaba nada.

En fin, que un drama biográfico no es el tipo de cine al que van los miembros del Clan de los Orcos y hacen bien, ya que no lo soportarían. Este es el tipo de película que gusta a algunos sub-intelectuales de GafaPasta y en mi caso, se me hizo algo larga, pero está entretenida y sirve para iluminarnos con algo de historia que desconocemos y que se acerca más al concepto periodístico de la cadena Telajinco.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «La teoría del todo – The Theory of Everything»

Los comentarios están cerrados.