Los ojos de Tammy Faye – The Eyes of Tammy Faye


Otra de esas pelis que solo ponen en la filmoteca y ahora que ya tiene nominación a mejor actriz, igual cambian de idea y aparece por las salas de los otros multicines pero en mi caso, ya no hará falta puesto que la vi en mi última visita a Ámsterdam. Esta es otra que normalmente habría ninguneado pero en las cincuenta mil entrevistas que ha hecho Andrew Garfield recientemente, siempre hablaban muy bien de su actuación para esta peli y eso despertó mi interés, que no el tema. Se trata de The Eyes of Tammy Faye y al parecer está en la cartelera en España desde la semana como Los ojos de Tammy Faye.

Una julay mística se encoña y se casa con un julay místico y que le sale más de medio mariponsón, con lo que el chimpún, a trancas y barrancas.

Una pava mística hija de una divorciada se cría en una de esas sectas evangélicas en las que prácticamente ven a Dios en cada servicio semanal y en la universidad de los evangélicos se encoña de un pavo que parece más cursi que ella, que ya era difícil. Se casan y hasta tienen un hijo y acabarán como tele-evangelistas de esos, con su propio canal y todo y a lo largo de los años se harán ricachones y pedirán y pedirán guita a sus seguidores y al final todo explota cuando se descubre que ella era tonta de capirote y él un estafador de cuidado y encima, julandrón y desde el Olimpo, se pegan el gran batacazo.

Esta es la vida de una pava que nació pobre, en su incultura le lavaron el cerebro y ya después, ella se dedicó a cantar, contar trolas y salir en la tele diciendo paridas. Su marido era otro pájaro similar, solo que en la historia, sin que lo digan, como que se le va viendo el plumero o más bien, el rastro que va dejando con toda el aceite que pierde y con los numeritos de drag-queen del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria que monta, que el tío es una diva que no veas. Esto es un telefilm, pero desde el primer nanosegundo caemos bajo la influencia de Jessica Chastain, que está maravillosa y de Andrew Garfield, que está fabuloso y gracias a ellos, una historia de dos horas de movidas de religiones que normalmente me la habría sudado se transforma en una película excelente en la que más o menos nos queda claro que los tele-evangelistas son estafadores profesionales, chusma y gentuza de la peor y seguramente, con raíces y parientes en truscoluña, que no es nación. Al final es la historia de ella, que era más tonta que una ameba y al parecer no se enteraba de la misa ni un cuarto y era incapaz de ver que su marido era una rata de cuidado.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, no sé ni por qué estás leyendo esto, que tiene conceptos complicados y difíciles de procesar para tu única neurona. No tengo claro que guste a los sub-intelectuales con GafaPasta porque en el fondo, es como un telefilm, solo que uno de los buenos. Yo ya tengo favorita a mejor actriz.


2 respuestas a “Los ojos de Tammy Faye – The Eyes of Tammy Faye”

  1. Hombre, esta tía siempre es favorita… y si compite contra Pe, más papeletas a favor…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.