Categorías
Cine

Maléfica: Maestra del mal – Maleficent: Mistress of Evil

Mirando hacia atrás con o sin ira, resulta que allá por el año 2014 la Disney nos empetó la película Maléfica – Maleficent que a mí me pareció particularmente mediocre. Supongo que yo fui la oveja negra del pelotón y amasaron tanta guita que cinco años más tarde se inventaron una secuela, una continuación de una historia que ni queríamos ni teníamos ganas de volver a ver. Como logré pillar una sesión en DosDé, fui a verla. Se trata de la película Maleficent: Mistress of Evil y en España se estrenó en octubre con el fastuoso título de Maléfica: Maestra del mal.

Una julay con calenturas está por casarse para que le den chimpún hasta que le salgan agujetas

La pava que ha criado Maléfica en la primera parte resulta que ha visto un pollote y está encoñada y quiere casarse con el chamo pero la madre del mismo es más mala que la asquerosa aquella truscolana que huyó con cobardía a Suiza y tramará la manera de matar a la Maléfica y a los bichos de su reino para azulejearlo todo y hacer chalés adosados o algo así. El plan se le tuerce en parte y la Maléfica descubre que pertenece a una raza de cuernudos como ella y allí vive y hace sus cosillas hasta que se monta una guerra con la pelleja mala que es la madre del macho que va a empetársela a la pava que crió la Maléfica o algo así.

Bueno, los guionistas se fueron varios porros de gofio o quizás lo esnifaron en rayas y de esos cuelgues surgió una historia estúpida y absurda que no tiene nada que ver con los cuentos que leíamos de niòs y que aparte del uso y abuso de efectos especiales, es una tontería del copón. La Angelina Jolie da un asco que no veas, le faltan tranquilamente diez kilos y los huesos esos que le salen en los hombros me impedían ver el resto de lo que sucedía en la pantalla. Esa tía debería dejar de comer un guisante a la semana y quizás subir la cantidad a cuatro o hasta cinco guistantes por semana. Al personaje del príncipe le tocó el papel de bosmongolo, es como un retardado que camina por el lugar, pero como tiene cipote, pues lo dejan estar para que la chama lo use de juguete sexual sin pilas. Toda la historia de la raza de la Maléfica es aburrida y seguramente servía para las escenas en TresDé con mucho vuelo pero como yo lo vi en DosDé, se las podían haber ahorrado. Hubo un momento a media película en el que me estaba aburriendo tanto que me dio un jamacullo y yo creo que dormí al menos cinco minutos. Toda la batalla del final, como es de la Disney, era como una guerra entre mariconas viejas, con mucho aspaviento y meneo de manos pero poca cizaña. En fin, que con algo de suerte la Jolie se parte en cachos y ya no hacen más secuelas de esto.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, no te la recomiendo ni para entrenar a tus bestezuelas. Si eres un sub-intelectual con Gafapasta, seguramente irás a verla con tus retoños por el buenismo ese de las mujeres que son poderosas y tal y tal. Yo que tú me tomaba un expreso triple antes de que empiece.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 respuesta a «Maléfica: Maestra del mal – Maleficent: Mistress of Evil»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.