The Kill Team

La película que voy a comentar fue una de esas que apareció como el pre-estreno sorpresa de la semana y aunque huele a chamusquina, sabiendo que el protagonista es Alexander Skarsgård, todo lo demás sobra, que ese actor lo tengo en el altar y no me pierdo casi nada de lo que hace en el cine, aunque cuando se trata de la tele, por ahí ya no soy tan leal. La película era como de guerra y eso y tenía pinta de ser un panfleto ideológico pero aún así, fui a ver The Kill Team, película que parece que no se estrenará en España pese a que los posters con el título en español, que es truscoluña no es nación, ya están hechos.

Un julay mono-neuronal se va con Mambrú a la guerra y resulta que es un chivato que no veas

Un pavo de estos que se crían en gringolandia para que no desarrollen el cerebro y sean carne de cañón, va a Afganistán y allí está en una unidad en la que el sargento o lo que quiera que sea es un tipo raro, raro y que mata afganos supuestamente inocentes haciéndolos pasar por culpables. El chaval se chiva a su padre, le hacen la vida imposible en Afganistán y acabará matando inocentes para no quedar aislado en su banda de machillos. A todas esas, nunca nos llega a quedar claro si existe el mito del moro-bueno, que todos los que salían en la peli eran de los que solo se vuelven buenos cuando están muertos y bien muertos.

Una película que dura noventa minutos y que aún así se hace larga. La cosa es que la idea es buena pero se agota pronto y esos gritos guturales que se dan unos a otros y que al parecer son una forma de comunicación, no entretienen a los espectadores. El director nunca llegó a creerse que estaba dirigiendo una película de crímenes de guerra o de guerra y acabamos con una movida voluble, que cambia de tono cada poco tiempo y en la que no hay empatía alguna con ninguno de los protagonistas. Honestamente, yo hubiera usado los drones para acabar con ellos y con los terroristas-musulmanes, no creo que ninguno de los dos grupos sea mejor que el otro. Las escenas con la barbacoa aburrían y como esas tuvimos algunas otras que no aportan nada a la historia salvo sumar un minuto más en una historia que no los necesitaba. Realmente no se puede decir mucho más, es una especie de telefilm mal montado y que igual funciona ayudando a hacer la digestión con una buena siesta.

Tremendo fracaso el hacer una película de guerra y que no sea apta para los miembros del Clan de los Orcos. Tampoco es algo que interese a los sub-intelectuales con GafaPasta. Sosa y mediocre.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. ¿sigues sin poder ver los puntos? Uso un sistema mágico y me da la impresión que está petando más que una zorra rumana que folla criminales residentes en Waterloo

Los comentarios están cerrados.