Manguera bidé asiática del copón

Ya puedes ser reina o reinona, Papa o papá, joputa-terrorista musurmán-de-mierda o kabezudo de cierto país deleznable, todos, todos y todos, pasan por el baño con frecuencia regular y sueltan sus JIÑOTES, que quizás no sean tan potentes y sofisticados como los de un servidor, auténticas bombas destructivas que bloquean desagües a lo largo y ancho del mundo. En algunos países de Europa, en tiempos pasados que no sabemos si fueron mejores, en los baños se añadía el bidé, un recipiente que recibe el agua de un grifo y que sirve para el aseo de las partes pudendas según nuestro amado diccionario RAE. En muchas casas ni se usa y es un objeto del pasado que da pereza quitar y hay gente que incluso en baños nuevos, lo acopla en algún lugar de esa estancia. En Asia, en donde parece que llegaron tarde a todas estas cosas de la higiene corporal y lugar en el que no es raro encontrarte con un balde y un pequeño bol en la ducha con el que la gente se echa el agua por el cuerpo, decidieron combinar las funciones de jiñorio y bidé y añadieron una manguera junto al primero que una vez activa e introducida en la zona adecuada, puede actuar y actúa como el chorro de un bidé. Aunque me los he cruzado por todos los países del sureste de Asia, siempre se me olvida hacerle una foto y fue en Malasia, el último día de las últimas vacaciones, cuando aproveché el mensaje que acompaña al dispositivo para hacerle una foto. Al parecer y haciendo una traducción pachanguera, esa manguera es un bidé de mano u operado manualmente. En algunos de esos países, sobre todo en aquellos en los que la presión del agua no era muy elevada, la manguerilla soltaba un chorrito ridículo que no servía para nada. Recuerdo un baño en Camboya en el que la cisterna tardaba casi tres cuartos de hora en llenarse y la manguera como la de la foto, era más bien decorativa y de la misma no salía agua alguna.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Lo de la manguera a mi me suena a una costumbre árabe, se solía usar en las casas ya que no solían tener papel. Y como en muchos de esos países hay muchos musulmanes igual han heredado esa costumbre.

  2. El bidé en las casas que lo tienen todavía se ha convertido en el revistero en un 90% de los casos.
    No toco yo esa manguera de la foto para apuntarme al chichi ni con billetes de por medio. Argh.

Los comentarios están cerrados.