Men


Si me concedieran un deseo para viajar una sola vez en el tiempo y NO VER algo que ya he visto, creo que elegiría NO VER la película que voy a comentar y olvidar que una tarde fui a un cine engañado como un tonto porque es del director que hizo la maravillosa Ex Machina y ese fue el engodo que usaron para atraerme a mí y a un montón de gente al cine. Su nueva película se titula Men, que aunque parezca difícil de creer, se traduce al español como truscoluña no es nación, aunque tengo entendido que la estrenarán en julio en España con el título en inglés por imposición de la mafia truscolana y podemita.

Una julay se pira al quinto coño a escribir o algo parecido y allí se rechifla que no veas sin chimpún.

Resulta que una pava está traumatizada o algo así y se va a la campiña inglesa de vacaciones ella solita. Supuestamente el trauma es porque ha muerto su EX marido, que digo yo que si le dio puerta y lo largó, ahora que se la mame y no se nos ponga de viuda sufrida que no le pega nada. En el campo se topa con un montón de frikis, pero vamos, que pilló una keli en un pueblo que deben tener reliquias radioactivas de Chernobyl porque todos son rarísimos y la pava se va rechiflando más y más hasta que ya aquello es una debacle.

Supuestamente esto tiene terror y ciencia ficción, pero vamos, lo que sí que tiene, es ABURRIMIENTO. Tremenda mielda de película, una historia que es una cagada, una actriz que es más fría y parada que un poster de Mark Whalberg y que cada vez que sale en la pantalla es que te entran unas ganas enormes de mearla toda a ver si le despiertas algún músculo de todos esos que tiene definitivamente atrofiados. La historia no tiene pies ni cabeza y según avanzan los minutos, se va hundiendo más y más rápidamente. En un punto determinado, que aparece en el póster, en una caminata se encuentra con un friki en pelotas que la sigue y que después siempre está alrededor de su casa o entra a no se sabe muy bien qué, mientras que la policía lo detiene y lo suelta porque se hicieron un curso en España y los delincuentes donde mejor están es en la calla sobre todo si son peligrosos. El resto del pueblo de frikis son secundarios con papeles terribles, diálogos horrendos que luchan entre ellos por su minuto de gloria en una película que reescribe la definición de puta mielda del copón. Para cuando estamos en la traca final, que parece sacada del multiverso de la Marvel con su doctor extraño porque no tiene sentido alguno, van sucediendo una serie de eventos que te dejan totalmente indiferente y para cuando acabas la película y ves que la gilipollas esa sigue vive y quizás hasta nos amenaza con una segunda parte, te cagas en la reconcha de su madre. Al que escribió el guion yo le quemaría los ojos, amputaría los brazos, cortaría la lengua, le haría una traqueotomía para que no tenga voz alguna y le cortaría los pies por si aprende a escribir con los susodichos. Y después de todo eso, lo tiraba en medio de una pelea de gallos para que esas bestias acaben con él. A la protagonista la recuerdo de otras películas pero vamos, que sepa que ha entrado directamente a la lista negra y que su próxima peli, como reconozca su nombre, no la veo NI DE COÑA.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y por algún misterio insondable te equivocas y entras a ver esto, que sepas que yo testificaré a favor de ti en el juicio que te hagan por matar al resto de los espectadores del cine. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta y dices que te gusta esto, busca un bate de beisbol y siéntate encima por la parte gruesa porque está claro que eso es lo tuyo.


2 respuestas a “Men”

  1. La pava tiene una ventaja, y es que seguro segurito que no te vas a fijar en el nombre y volverás a verla en otra peli… me encanta cuando vas a ver estas mierdas, son los mejores post! 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.