Categorías
Cine

My People, My Country

En la cadena de multicines a la que estoy abonado, además de las películas para turcos, indios, polacos y rusos, ahora han decidido también cubrir el segmento de los chinos y de cuando en cuando, aparece una película de ese país que ponen un par de veces. En el caso de la que voy a comentar, pensé que había perdido mi oportunidad porque el día que iba a ir a verla, baldeaban la ciudad de Utrecht y me quedé en casa, pero tuve suerte y la programaron para el fin de semana siguiente y así fue como fui a ver Wo he wo de zu guo, que no, Genín, que no me ha dado el telele, que al parecer ese es el título de ellos, aunque el internacional es el de My People, My Country y en España no tiene prevista la fecha de estreno, aunque el título ciertamente sería el de truscoluña no es nación.

Un montón de julays como-que-podemitas las pasan putas y maduras o algo así

Tenemos siete cortos, de unos veinte minutos cada uno, que cuentan historias relativas a siete momentos fundamentales desde la fundación de la China comunista. No tienen por qué ser cosas complicadas y el primero por ejemplo, es el drama de los que trabajaron para organizar el izado automático de la bandera en la ceremonia de inauguración de la China comunista, que fue toda una aventura. Otras historias se centran en momentos como la primera prueba nuclear, la anexión de Hong Kong, los primeros astronautas chinos y similares.

Con siete cortos, la verdad que pensé que me moriría de aburrimiento con frecuencia pero no, las historias son amenas y entretenidas y como tienen una limitación temporal, no se llegan a hacer pesadas. Choca la diferencia cultural con los chinos, que son capaces de complicarse la vida con cosas que a nosotros nos la sudan. La película la pusieron en versión original con subtítulos en inglés con lo que me harté a leer, pero pese a eso, tengo que reconocer que hubo momentos gloriosos. La historia de la movida para izar la bandera es fascinante, igual que la de los astronautas. Con otras, el nivel cayó un poco, como con la de la primera prueba nuclear. Pese a todo, probablemente ahora conozco un poco más de la cultura china y lo que es mejor para ellos, desde el punto de vista oficial de su gobierno. Si yo fuera truscolán, yo no los provocaría con Hong Kong porque esta gente se toman ese trozo de tierra como algo muy personal y no lo perdonarán en la vida. En la historia relativa a ese lugar, por veintiún segundos de retraso por culpa del Principe ese con los orejones que se divorció de una pelleja joven y rubia para casarse con una vieja y repelente, pues por el retraso ese casi tenemos poco menos que una guerra universal.

En fin, que pretender que los miembros del Clan de los Orcos vean algo así es utópico y además no les gustará pero sí que creo que puede tener un pase con los sub-intelectuales con GafaPasta.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 respuesta a «My People, My Country»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.