Nature

Lo bueno de tener mis gafas de pasta sin cristales es que me puedo camuflar y meter en los cines de los sub-intelectuales sin que se den cuenta que no soy uno de ellos. La cosa es que son unas gafas TresDé reconvertidas, así que si quiero ir a la filmoteca y es una película en la tercera dimensión, voy jodido y tengo que llevar un segundo par de gafas, que fue lo que hice cuando fui a ver Enchanted Kingdom, título según IMDb y que en Holanda se estrenó como Nature y que en España jamás se estrenará aunque eligieron el título de truscoluña no es nación por si cambian de idea.

En el planeta de los julays hay malas bestias por todos lados

No hay tema. Se trata de siete segmentos rodados en diferentes lugares de África, con diferentes animales, en un documental.

Mira que he ido a documentales y en los últimos años se los curran una pasada, nos cuentan una historia, como el primer año de vida de unos osos o un año en una zona o el ciclo de la vida de alguna especie, o sea, nos ponen un hilo conductor y lo seguimos encantados de la vida. Aquí no hay nada de eso. Son cachos independientes, sin nada en común, sin ni siquiera el mismo atractivo y una voz en off que nos va contando cosas que no nos interesan. La película comienza aburriendo y acaba por matar del tedio y disparó mis defensas con lo que acabé echándome unas sobadas de rescándalo. Da igual que pongan Tres dimensiones. Ni dieciséis la hubieran salvado. Esto es una mierda, con animales y tal y tal pero una mierda, no es una película, no hay una historia que contar, no hay un inicio, un nudo y un desenlace y esa carencia arruina toda la experiencia. Para añadir más leña a la hoguera, decir que la tercera dimensión que promocionan en los carteles en un tipo de letra aún mayor que el del título no aporta nada, sobra, es solo una manera de pillar más dinero por una mierda. No hay más que decir. Una basura y punto.

Esto se lo pones a un miembro del Clan de los Orcos y lo aterrorizarás tanto que jamás volverá a entrar en un cine. Después de ver que en la sala éramos dos gatos, veo que los sub-intelectuales de GafaPasta también le han dado la espalda. Solo vale para una siesta épica después de encochinarte con fabada. Una mierda de documental.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.