Ojos de fuego – Firestarter


Hace treinta y ocho años se estrenó una película basada en un libro de Stephen King muy bueno, llamada Ojos de fuego. Estoy prácticamente convencido que en algún momento de mi vida la llegué a ver, seguramente en la tele o en vídeo, aunque igual no es cierto, aunque sí sé seguro que el libro me lo compré y lo leí. Parece que como se les acabaron las ideas a los guionistas, alguien decidió hacer la misma peli de nuevo y hasta le pusieron un cartel que es una copia del de la versión anterior. La película se volvió a llamar Firestarter en inglés y en España se volvió a estrenar en mayo con el título de Ojos de fuego.

Un julay cuando se emputa te calienta que no veas y todo eso sin chimpún.

Resulta que los gringos experimentaron en los sesenta o así con chusma y gentuza de la peor para crear super-agentes o así y como que la cosa les salió pero que fatal. Una pareja que surgió de aquellos experimentos y que tiene una hija se pasan la vida huyendo para que no los vuelvan a pillar mientras que el gobierno los busca para seguir investigando y especialmente con la hija, que parece haber heredado los poderes de los recalentamientos. En una de esas que su vida se acaba cuando los encuentran y hasta matan a la madre y ahí la chiquilla se coge un calentón del quince y asesina a sangre caliente a la mitad del servicio secreto gringo y lo hace sin ilusión ni fantasía.

Bueno, tenemos un libro de Stephen King muy bueno y para llevarlo al cine buscan a un retardado, un paralítico cerebral que es el guionista, un mongólico profundo que ponen de director, un gilipollas integral que ponen de editor y entre todos ellos consiguen cargarse la magia de la historia del libro y hacer un bodrio de esos que te dejan cagándote en la puta que los parió a todos. Como el papel más importante es el de la niña, hacen un casting y eligen a la que tiene menos carisma y le ponen de padre a Zac Efron, que ese día estaba allí por el cheque y no le apetecía actuar y ya con todas estas desgracias, ellos las ponen en un caldero, las maceran, las cocinan y consiguen noventa y cuatro minutos de aburrimiento que jamás podrás recuperar. Esto es un telefilm, pero no de los malos, este es de los peores, de esos que te obligan a dormir hasta que llega el corte publicitario, es una sucesión de malas decisiones por parte del equipo y que parece que tenían la determinación de destruir la buena historia que tenían en las manos y hacer una película malísima.

Esto es basura de la peor, no vale ni para entretener a los miembros del Clan de los Orcos ni para satisfacer a los sub-intelectuales con GafaPasta.


Una respuesta a “Ojos de fuego – Firestarter”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.