Categorías
Eslovenia

Las grutas de Škocjan

Uno de los días que estuve en Liubliana hice una excursión para ir a ver las Grutas de Škocjan. Lo primero fue el viaje en guagua, ya que está en un lugar perdido del universo y desde la estación de tren, que es donde para la guagua, hay que pillar otra guagua que te lleva al lugar y que cuando llegamos no estaba. Como tenía su teléfono, los llamé y la enviaron a recogerme a mí y a un par de turistas más, ya que aquello, pese a ser Patrimonio de la Humanidad excluyendo a los truscolanes, no parece ser muy popular en invierno. No permiten hacer fotos o vídeo en el interior, así que nos tendremos que conformar con ver detalles de la misma escena. En esta primera foto, la entrada y salida de las grutas están por debajo de esa iglesia, aunque no se puede apreciar muy bien.

Categorías
Malasia Viajes

Desde Kuala Lumpur a Doha

Con mi ritmo tan relajado a la hora de ir poniendo los vídeos de buceo del viaje que hice entre mayo y junio (o más bien, por culpa de mi desidia a la hora de procesar los susodichos vídeos), no ha sido hasta ayer que llegamos al punto en el que se produjo un nuevo cambio de escenario, en este caso, uno triple, como quedó contado el año pasado en la anotación El requete-larguísimo regreso a casa. Del primero de los vuelos no hay constancia porque me asignaron asiento de pasillo pero de los dos siguientes sí que tenemos pruebas gráficas y por aquello de ordeñar la vaca al máximo y porque duran demasiado tiempo, los he dividido en dos y tendremos no una sino dos anotaciones para que el único interesado en verlos lo flipe. En esta anotación tenemos el vuelo desde el aeropuerto de Kuala Lumpur hasta Doha, la capital de Qatar. Me tocó por detrás del ala, con lo que estaba un poquito jodido ver algo pero hice lo que pude. El avión despegó de noche, después de la medianoche y aterrizó en Qatar cuando el día comenzaba, gracias a la magia de volar hacia atrás en el tiempo. La música para esta aventura es la canción Mi Novio Es un Zombi de Fangoria.

En el despegue por supuestísimo que no se ve una mielda pinchada en un palo pero como hay uno que está convencidísimo que esos vídeos son de fábula, lo pongo. El aterrizaje fue mucho más bonito porque tenemos la salida del sol, que estaba precioso y justo a la altura del ala. También se puede apreciar mi ubicación en la zona de los pobres en el avión.

Categorías
Eslovenia

La fuente de Robba

Una última foto en el centro de Liubliana y una en la que revisitamos la fuente de Robba, aunque ésta me gusta mucho más que la que vimos en La fuente de Robba y al fondo la Catedral de Liubliana ya que aquí la fuente tiene toda la atención en la imagen. La capital de Eslovenia es una ciudad agradecida para visitar porque todo está cerca, es pequeña y la puedes ver sin mucho esfuerzo. Además, hay algunas excursiones espectaculares a lugares cercanos, que es lo que veremos en los próximos días.

Categorías
buceo Malasia

Buceando en los jardines colgantes de Sipadan

La tercera y última inmersión de mi Segunda visita a Sipadan y el fin del buceo fue en un lugar nuevo para mí, los Jardines colgantes en donde toda la miasma que había estado me decían que había una infestación horrenda de tortugas, que aquello parecía una de esas aglomeraciones de truscolanes en las que te entran unas ganas locas de lanzar bombas y exterminarlos. Parece increíble que en distancias que no superan unos cientos de metros podemos tener sitios con un montón de tiburones como los que vimos en Regresando a Barracuda Point o bancos gigantescos de peces como en Regresando a South Point y ahora lo que hay es una pared vertical y una cantidad dantesca de tortugas, con lo que este también pasa a ser un vídeo super-hiper-mega especial que está acompañado de la magistral música de la canción The Real Hero, parte de la banda sonora creada por Alan Silvestri para la película final de los Vengadores.

Esto es una sucesión de tortuga y otra y otra y muchas más. Las vemos volando, aterrizando en la pared, despegando, apalancadas allí y a propósito, creo que la pared tenía como cien metros de caída. La música jamás le ha sentado como un guante a ningún otro vídeo como esta. Creo que en el medio salen dos atunes aunque como no estaban en latas igual me equivoco y también vemos los corales y demás, que el sitio era muy pero que muy bonito, eso sí, sin tiburones. Atentos en el cuarto minuto cuando una enorme pasó a diez milímetros de mí. Y con esto cerramos el buceo en Malasia y ahora queda lo mejor, los vídeos de los despegues y aterrizajes desde Kuala Lumpur a Doha y desde allí a Amsterdam.