Categorías
Ayutthaya

El Buda reclinado del Wat Phutthaisawan

Antes de marcharnos del Wat Phutthaisawan veamos en uno de los edificios que no han sobrevivido al paso del tiempo a un enorme Buda reclinado y al que han recubierto con una cosa que podría perfectamente ser un paracaídas. En algún momento tenía un edificio sobre su cabeza pero ahora vive a la intemperie. Este no es el Buda reclinado más grande que he visto, en Myanmar los hay cuatro o cinco veces más largos y hasta con su techito. Al fondo se ve el pedazo de orejón del Buda que parece una vela de un velero y eso que le sale por detrás y que parece aleta de tiburón es la moña esa tan rara.

Categorías
Curiosidades Mundos extraños

La Cangrejo

Ya la he nombrado por aquí y hoy por fin la vemos de lejos. Ya he dicho, en varias ocasiones, que cuando voy a caminar y a veces hasta cuando voy a correr, pero solo si lo hago tarde y después de desayunar, hay una pava en mi barrio que camina como los cangrejos, hacia atrás. Además lleva bolsas llenas de más bolsas de plástico en las manos y a veces, usa un telefonino de los noventa, viejísimo y de esos que no sirve para las internetes y lo tiene con el altavoz y va dando gritos a quien quiera que esté al otro lado. Llevo como dos semanas tratando de cazarla, me lanzo a la zona como perro de presa para ver si la pillo y le hago el vídeo definitivo pero se me escapa o más bien, es que me huele desde cientos de metros y se pone a caminar normal cuando intuye que la estoy grabando, porque es que no me puede ver. Ya empiezo a creer que esta es como los venados esos que están en la pradera y salen por patas porque por el viento les llega el olorcillo del depredador y hasta he intentado aproximarme a la pava con el viento en contra pero es que lo de esta es más bien un decimoséptimo sentido, uno muy específico que detecta en su aura que se la están absorbiendo con la cámara de mi telefonino, que por si alguno no lo sabe, ya tiene dos añitos y sigue tan cañero como el primer día.

La semana pasada, uno de los días, es que lo intenté como seis veces y ella se me escapaba y es una pena que mi biógrafo particular no hubiese estado allí haciendo los vídeos en los que se me ve a mi persiguiéndola a ella para hacer mis vídeos, o más bien interceptándola, que alteraba mi ruta de caminar una y otra vez para que nos cruzáramos cerca, pero no tan cerca y ella cuando detectaba en sus entrañas el cambio o la avisaban desde Raticulín por su conexión de radio que lo iba a hacer, salía por patas.

Lo mejor que pude conseguir fue el pequeño vídeo que viene a continuación y en el que, en cuatro segundos, la vemos caminando para atrás como la Cangrejo que es y cuando su aura detecta mi cámara, cambia y se pone a caminar como la persona normal que no es.

Seguiré intentando cazarla.

Categorías
Ayutthaya

El oro del Wat Phutthaisawan

Mira que llevamos años viendo templos en Asia y siempre es con movidas de hace cienes y miles de siglos y hemos visto mucho pan de oro pero lo que se dice oro, oro, del que cagó el moro, pues muy poco. En el Wat Phutthaisawan me topé con una vitrina, en una sala que se podía cerrar y que era más segura que un fuerte gringo y en la misma, dos figuras de Buda de oro del de verdad o al menos eso parece, que yo le haría una punción para verificar que el oro es macizo. Reconozco que los orejones de Buda quedan mucho mejor en estuco. El Buda de arriba está en la postura de sobar la siesta y el de abajo en la de detener la invasión de los truscolanes.

Categorías
Reality sucks

La penitencia

La vida como parao es como que muy dinámica y me tienen siempre haciendo cosillas. Yo pienso que lo que pretenden es cansarte con tanta tarea para que te pongas en serio a buscar trabajo, ya que en los Países Bajos, el sistema es como muy militar. Por suerte ahora todo es onDEline y no hay que ir a las oficinas del uwb (se pronuncia truscoluña no es nación). Todo comienza apuntándote como parao, parte en la que te pedían un montón de documentos que finalmente no me pidieron y eso que me pasé dos días acumulándolos, que tardé porque uno de ellos era la última nómina y la multinacional amarilla en la que trabajé tiene un sistema digital y tal y tal para ahorrarse los leuros del papel que es una puta mierda del copón y que te bloquea tu cuenta cada mes y medio y requiere que pidas una nueva contraseña, pero como la dirección de correo es la del trabajo que ya no tengo, primero fue una aventura para que me resetearan la cuenta. Ya con eso y con el resto de papeles, voy a la página de los paraos y no me piden nada porque en realidad lo tienen todo. Es una organización del gobierno y entras a la página usando tu DigiD, que es un sistema supuestamente muy seguro y que funciona con un programa en tu telefonino o con mensajes eSeMeSes. En la pantalla de tu telefonino te aparecen cuatro letras, que metes en la página a la que quieres acceder y esta te devuelve un código QR que escaneas con el telefonino y que te confirma al lugar en el que estás entrando y te pide que metas tu número secreto de cinco dígitos. Es un poco coñazo porque el escáner peta demasiado pero al menos no hay que recordar un login y su contraseña. Al entrar en la página de los paraos, ya sabían quien era, con nombre, apellidos, número de la seguridad social y todo lo demás, con lo que no hubo que meter ningún dato más. Me di de alta como parao e inmediatamente me asignaron un montón de tareas, las cuales tienen fechas límite. Cuando ya ves la luz al final del túnel y casi no tienes tareas, te cae una purriada más.

En lugar de ponerlo todo en una sola página, para poner tu currículo tienes que ir a otra página del gobierno, en donde se entra con el mismo sistema de DigiD y en donde creas una nueva cuenta. No puedes subir un currículo sino que lo tienes que crear con su herramienta super-chula de los años ochenta, lo cual hice, aunque tuve un momento de pánico porque lo dejé par el penúltimo día por la tarde, me metí sobre las cuatro y media, me puse a poner los datos y de repente se me cierra la ventana del Firefox, algo que no me había sucedido nunca y cuando vuelvo, la página está en mantenimiento hasta la medianoche, con lo que perdí todo lo que había hecho y al día siguiente, el último día, tuve que volver a ponerlo todo y por si acaso, lo hice por la mañana.

La nueva parada de la penitencia fue un güebinar, que son básicamente cutre-vídeos hechos para supuestamente enseñarte algo en el que te explican todo lo que ya sabías y que habría sido mucho más útil si hubiese sido el primer pasito. Ahora tengo que hacer una lista mensual con las solicitudes que he enviado (o con la gente con la que he hablado buscando trabajo) para que ellos comprueben que estoy buscando y dos listas más que no sé ni de que son.

Entre pitos y flautas, me paso toda la semana esclavizado con sus movidas en lugar de disfrutar la vida del parao. Si decides ignorar todo esto, te bloquean el cobro del paro o te lo van reduciendo, ya que para lo del paro, la letra sí que entra mucho mejor con sangre.