Hase Pino Tour

El otro día veíamos una Hase Pino Step y las circunstancias de la vida y mi ángel de la Guarda me llevaron a usar uno de los múltiples aparcamientos de bicicletas gratuitos y vigilados de la ciudad de Utrecht y vine a elegir uno en el que en la misma entrada estaba la bici de la foto, que nos suena porque es otro modelo de las Hase. En este caso esta parece la Hase Pino Tour, definitivamente de la colección de años pasados, pero podemos ver la familiar configuración con un conductor en el asiento que va por detrás sobre los pedales y otro asiento delante de él con los pedales en alto para que el pasajero vaya despatarrado. Este modelo no es eléctrico para nada, funciona con sudor y lágrimas y es muy económico, por veinte leuros menos de los ocho mil leuros te la puedes llevar a tu keli, está prácticamente regalada. A esta le han añadido un cojín en la parte de atrás como para hacer de tercer asiento, pero como ahí también tiene las bolsas de carga, la persona que se siente ahí va a estar muy pero que muy incómoda. Es larguísima por la configuración de llevar al pasajero delantero recostado y por debajo del chasis, las estructuras esas metálicas son para colocar más bolsas, que al parecer una de las funciones de esta bici es irte de vacaciones con la parienta y llevárselo todo en la bici para hacer camping por el camino y antes que alguno me cuente milongas, decir que tengo un amigo que tiene un tándem normal y ha volado con el susodicho en la línea aérea esa irlandesa rancia y tacaña hasta Venecia y ha regresado desde allí pedaleando con su hembra y en otros viajes, la ha llevado hasta Bali y por Europa, ni te cuento, han ido con su tándem por toda Europa y durmiendo en tiendas de campaña en el camino. Mi amigo le añadió una dinamo con un conversor y mientras pedalea, puede recargar los telefoninos. Su bici ya ha aparecido en cierto álbum que todos sabemos como encontrar.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Y una última vista de la playa de Patong

Podríamos seguir viendo las fotos de la playa durante un mes, que me jarté a hacer fotos, pero lo mejor es seguir con nuestro recorrido y esta será la última imagen, que debe estar hecha más o menos en el mismo sitio de la que vimos ayer, pero mirando hacia el sur. En toda la isla de Phuket hay varios enclaves turísticos, Patong viene a ser el más conocido pero no es el único. El aeropuerto de la isla está al norte de la susodicha, a unos sesenta kilómetros de distancia.

Publicada el
Categorizado como Phuket

Despegando en Gran Canaria por la mañana

La serie esta de vídeos terribles comienza en Despegue mañanero en Ámsterdam

Llegamos al tercer y penúltimo capítulo de este sainete de vídeos hechos en un avión de buelin y hoy le toca al despegue en el aeropuerto de Gran Canaria. No me puedo quejar porque el sistema me asignó automáticamente un asiento de ventanilla pero me puso en el lado equivocado del avión y como el Ancestral no me paga los leuros del cambio de asiento, se tendrá que joder y esto más bien es un paseíllo en guagua con escena final aérea. En honor del inminente estreno de la nueva película de Top Gun (Ídolos del aire) – Top Gun, que rezo todos los días para que sea un peliculón porque la quiero ver diez o quince veces, la música es uno de los himnos de la película original, la canción Danger Zone de Kenny Loggins y puedo confirmar y confirmo que fui a un concierto del susodicho en los Estados Unidos de América y el muy joputa dejó esta canción para el final y cuando la cantó, aquello fue el acabose, hasta la más peluda aullaba histérica y se desmayaba, se recuperaba y se volvía a desmayar de la emoción tan grande, quizás grandísima o enorme.

Esto no tiene explicación. Arranca yendo a la cabecera de pista y vemos la isla de Gran Canaria al fondo y algunos aviones por delante y cuando llegamos al extremo, giramos, nos saltamos la primera pista y vamos a la segunda, normalmente usada por los militares y despegamos con una preciosa vista de la bahía de Gando, que está militarizada. Como los aviones giran hacia la izquierda y en ese lado tenemos el mar, el vídeo acaba ahí porque no se ve nada. Si hubiera estado sentado del otro lado, la vista habría sido de la isla en plan espectacular. Justo antes del final del vídeo pasamos por en cima de la playa de Tufia, que no se ve y en donde estuve buceando uno de los días.

Prácticamente al final de la playa

No quiero continuar sin poner algunas fotos más de la playa de Patong, que con sus casi tres kilómetros de largo dio para mucho. Aquí debo estar en los últimos quinientos metros de playa y continua con la misma consistencia, arena rubia por un tubo, poca gente y zonas para bañistas y zonas para la entrada y salida de los deportes acuáticos. Esas nubes tan amenazadoras son típicas en esa época del año, al final de abril y comienzo de mayo y a veces puede llover, a veces no, pero no te engañes, el sol pega que no veas.

Publicada el
Categorizado como Phuket