Diva

Yo soy testigo de las cosas más raras. Ya sé que casi nunca me creéis, pero muchas veces tengo testigos que lo pueden corroborar. Esta semana que pasé en Gran Canaria fui varios días a la playa solo y en una ocasión con un amigo. Lo que aquí se explica sucedió ese día y él puede dar fe.
Estábamos en Maspalomas, en las dunas Maspalomas tomando el sol cuando la vemos venir. De lejos se asemejaba a Jackie Kennedy, con un andar altivo y cubierta su cabeza por un pañuelo. Según se va acercando descubrimos más detalles. Tiene unas grandes manos cubiertas de joyas, un pareo blanco que la cubre coquetamente salvo por sus desnudos pechos, enormes y con unos pezones que brillan como estrellas. Cuando ya la tenemos en zona de tiro vemos que se ha cubierto los pezones con unas flores de plata que son las que producen los destellos. Las flores van a juego con algunas de las otras joyas que porta. Por la forma de las tetas deduzco que son el resultado del trabajo de algún cirujano plástico porque tienen una forma perfecta. La gente a su paso no puede más que sonreír al ver a semejante dama con esos tapa-pezones paseando por la arena como si fuera la alfombra roja por la que desfilan las grandes estrellas en el festival de Cannes. Supongo que el detalle de las flores es un pequeño homenaje a la hermana del Miguelón, la Jenny, que lo está pasando fatal desde que hizo lo propio en la tele americana gracias a las grandes libertades que tiene el pueblo de ese país, que puede comprar armas en el supermercado, pero no puede ver un pezón en televisión. 😉
De repente su andar se descompone y comienza un meneillo salsero, agitando las caderas de una forma poco natural. Se para, desliza sus enjoyadas manos a la cadera y se vuelve a poner en su sitio la cadera que se le había descolocado. Este enternecedor detalle levantó suspiros de admiración en la concurrencia.
Como gran diva, llegó a la playa totalmente maquillada, preparada para asistir a una gran fiesta. Continuó su paseo y se encaminó a nuestra zona. A mi alrededor todo el mundo la miraba descaradamente y ella, sabedora, disfrutaba de todos esos ojos que la acariciaban. Pudimos ver que era de edad madura y que pese al maquillaje, el tiempo había hecho sus estragos en su rostro. Se puso cerca de nosotros, colocó su toalla y su bolso, se quitó el pañuelo con el que cubría su deslustrada cabellera y se quitó el pareo de espaldas a nosotros. Contemplamos atónitos su figura de espaldas, un cuerpo trabajado y en buenas condiciones. Ella controló astutamente el momento y pasados unos instantes se dio la vuelta. TREMENDA polla que tenía la hijaputa. Pedazo de Travestí. Como nos engañó a todos. Nos quedamos de piedra mirando el cacho de carne aquel. No sólo no se conformaba con tener un aparato reproductor masculino descomunal, sino que se había metido un aro de plata (en inglés cockring) que resaltaba tanto o más que las flores de los pezones, con las que iba a juego. El aro forzaba los huevos a adoptar la postura de los higos maduros y sobre ellos descansaba ese cacho de manguera con el que Dios le había dotado. Nos miramos todos incrédulos y con una chispa de rabia y envidia en los ojos por lo injusta que es la naturaleza.
?l, ya que su sexo súbitamente ha cambiado y ya no puedo visualizarlo en mi cerebro como mujer, se dirige al agua mientras centenares de ojos lo siguen. Llega a la orilla, escarba un pequeño hoyo y se tumba metiendo el maromo en el agujero.
¡Vivir para ver!

Las cinco del viernes

¿Qué querías ser cuando eras pequeño?
Astronauta como todo el mundo.

¿Tenías clara tu vocación en la adolescencia?
Si y No. Sabía que quería ser ingeniero, pero no de qué.

¿Has conseguido dedicarte a lo que querías?¿Estás en ello?¿Lo dejas para más adelante?¿Crees que lo conseguirás?
Más o menos. Espero no darme por satisfecho nunca. Y sí lo conseguiré.

¿Hay algún oficio o trabajo que te negarías en redondo a desempeñar?¿Por qué?
Portero de discoteca. Y la explicación es sencilla. Aún no he conocido a uno normal, todos son subnormales con músculos y sin cerebro, así que espero no llegar a tener nunca ese tipo de trabajo.

¿Cuál es el oficio/trabajo más original o raro que conoces?
Ser Rey. Se folla entre primos y hermanos durante generaciones para producir anomalías genéticas y luego se los educa para agitar la mano cuando van en el coche y esa educación toma 30 años y una pasta gansa.

Amor de madre

Cuando uno cree que lo ha visto todo y que ya nada lo va a sorprender, llega mi madre y me pone en mi sitio.
Esta semana como sabéis estoy en Gran Canaria de vacaciones. Llegué el domingo, el día de la VICTORIA, el día que España recuperó la libertad.
Al día siguiente por la mañana, aún con la resaca del triunfo, me meto en el baño para darme una ducha. Empiezo el ritual y cuando me pongo el champú, miro de reojo y veo:
Dixie et dixie, champú 2 en 1, DESODORANTE Y SUAVIZANTE. Joder con mi madre, que directa, ni que yo apestara.
Sigo leyendo y me encuentro: Nutre, Suaviza y Fortalece todo tipo de pelajes ¡sic!
¡Houston, Houston, tenemos un problema! Coño, que pase que yo tenga pelo, pero de ahí a que me ponga un champú de estos va un mundo. Le doy la vuelta al bote, temblando y tiene en grande: ESPECIES DE DESTINO ? PERROS. La hostia puta, que bajo he caído. Ahora mi propia madre me considera un perro.
En las indicaciones tiene lo siguiente: El producto está indicado para la higiene de los animales domésticos tanto de pelo largo como de pelo corto. O sea, que soy un animal doméstico. Genial.

Comprenderéis que ni me planteo preguntarle que tenemos para comer por si acaso me sale con una bolsa de Friskies o de Dog Chow de esos.
Y bueno, cambiando de tercio, si queréis saber donde encontrarme estos días, quitaos los zapatos y buscad al que está como una gamba en la playa de la Garita o en la de Maspalomas. Seguro que ese soy yo. 😀

Gothika

Ya me parecía a mí que estaba teniendo mucha suerte con la racha de buenas películas. Cold Mountain, Big Fish, el último samurai. Esto tenía que acabar tarde o temprano. Ha sido más bien temprano. El lunes fui a ver Gothika supuesta película de terror y misterio. La verdad que no hay mucho que decir. Es totalmente predecible, con un guión de pena. Sustos, ninguno. Se ven venir de lejos. Había un tío en la sala que se descojonaba en algunas de las escenas de supuesto terror, pero es que no es para menos. Supongo que el objetivo final es acabar como uno de esos grandes estrenos de Antena3 en las tardes de los fines de semana. Para más inri, veo la película en V.O. o sea en inglés, con la PE, la novia del TOM hablando la lengua del Shakespeare. A mi no me termina de cuadrar. Lleva comiéndole el nabo al tom desde el 2001. 3 años, señores, 3 años bebiendo esa leche y todavía tiene un acento cuando habla en inglés que te revienta los tímpanos. Yo escucho a la Meryl Streep que en cada película tiene un acento distinto, escucho a Renée Zellweger que puede sonar como una dulce chavala, como una ignorantona o como una zorra de mierda y luego veo una película con la Pe y joder, que tiene el mismo puto acento que en 1998 cuando rodó Talk of Angels.
Lo único que la diferencia de esa época, en lo que a películas en habla inglesa se refiere, es que al menos ha descubierto al señor Guillete y se ha quitado el pedazo de bigotón que tenía antes, que todavía tengo pesadillas cuando recuerdo La mandolina del capitán Corelli y aquellas terribles escenas con los matojos de pelo en los sobacos y en el bigote. Recuerdo en en aquellos años, me desperté en medio de la noche con un grito terrorífico y con mis retinas dañadas con la imagen generada por mi cerebro del coño de la compatriota Pe más peludo que el monstruo de las galletas.

Publicada el
Categorizado como Cine