Pak van mijn Hart

Pak van mijn HartEn Holanda todas las navidades tenemos la película romántica y medio cómica con un plantel de conocidos y una temática en la que siempre está involucrado Sinterklaas, que es el chamo que reparte los regalos en este país el cinco de diciembre y que se parece sospechosamente al gringo y materialista de Santa Claus. Esta semana, después de la clase de italiano fui al cine a ver Pak van mijn Hart que jamás se estrenará en España, aunque de hacerlo se tendría que titular ni con tongo truscoluña es nación y que en traducción pachanguera viene a ser agarra mi corazón, muy similar al agárrame la polla que decía el presunto tocador de niños con sotana en la puerta del colegio cuando estaba por allí para cumplir el mandamiento ese de dejar que los niños se acerquen a mí para mangonearlos.

Un julay se encoña de una pava rubia y se le quiere empetá hasta las amigdalas

Una holandesa que trabaja en los Estados Unidos viene a Holanda a montar una campaña para promocionar la SantaCola o una bebida de nombre similar. En el terruño, conoce a un par de chamos que trabajan en un negocio de disfraces de Sinterklaas y entre pitos y flautas acabará medio involucrada con uno de ellos mientras el otro está separándose de su pava pero como que no lo quiere.

El guión de esto está más trillado que un programa de gritos de Telajinco. Tenemos varias historias paralelas que confluyen hacia un final dramático justo antes del final feliz y en el que todo el mundo está contentísimo y algunos hasta parece que van a mojar. La chama rubia y guapa que viene de los Estados Unidos es la bella y sensual Chantal Janzen, que además canta muy bien aunque no lo haga en esta película. El guaperas es Benja Bruijning, que consigue no actuar en ningún momento y se limita a lucir peinado y maquillado perfecto. La verdad que este hombre en el pasado hasta parecía actor pero lleva un par de películas de hombre objeto que acabarán por arruinar su reputación, si alguna vez la tuvo. Su hermano lo interpreta Fedja van Huêt, un actor que aparece frecuentemente en la tele y que es muy bueno. Las cuatro o cinco historias que nos cuentan son demasiado flojas, horriblemente predecibles y como no hay sorpresa alguna, todos sabemos hacia donde vamos y no tienen suficientes bromas y momentos cómicos para entretener, con lo que la película decae y decae y según pasan los minutos aburre un poco más. En el tramo final, hay una escena en el aeropuerto falsísima y que estropea lo poco que habían conseguido y toda la escena final parece más bien añadida para poder colocar la canción original de la película que están promocionando masivamente en las radios holandesas.

En fin, que ni en este ni en universos paralelos los miembros del Clan de los Orcos tendrán que ver la película e incluso los sub-intelectuales de GafaPasta jamás se verán expuestos a la misma. Para olvidar.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.