Palacio Grassalkovich

Después de tanta ruina de templo budista, seguro que al Ancestral le cae una lagrimita en este día de Nochebuena viendo el Palacio Grassalkovich, casi tan grande como su latifundio y que es la keli del presidente de Eslovaquia, ya que estamos en Bratislava, la capital del país y en donde pasaremos unas semanas callejeando. Sucedió que la keli que alquilé estaba cerquita de este palacio, así que el presidente me tuvo unos días de vecino. Este palacio se construyó en el siglo XVIII (equis-uve-palito-palito-palito) para un conde húngaro que lo usaba como su palacio de verano, que Eslovaquia, como truscoluña, no tiene cienes y cienes y millones de milenios de historia, sino que han sido más bien tierra de ocupación por otros y ellos a apechugar, que no es poco.

Publicada el
Categorizado como Bratislava

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Es verdad que eché una lagrimita contenida, pero fue porque mi nieto de 17 años, salió con los amigos, cuando le dijeron que se iban de cañas a los bares, mi nieto les dijo, “Pues lo siento, pero me voy a casa, mi abuelo está con nosotros y no quiero correr el riesgo de pillar algo y que se infecte, es de alto riesgo mi abuelo” y tan fresco, se largó para su casa…
    Mi nieto demostró su madurez y amor por mi, y eso, conmueve a cualquiera… 🙂
    Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.