Panqueques de suero de mantequilla

En el mejor blog sin premios en castellano hay ya dos recetas de panqueques, una es la de los Pannenkoeken holandeses y otra es la de los Panqueques americanos. La primera la suelo preparar los domingos, ya que la receta permite ajustarla a una persona pero la segunda termina produciendo demasiados. Desde hace ya un tiempo, cambié a otra receta en la que la leche se substituye por suero de mantequilla, básicamente porque siempre tengo en mi casa y la quiero usar toda antes de que caduque y porque las cosas preparadas con este producto, son como más esponjosas y por alguna magia difícil de explicar, pese a ser una leche de sabor agrio y horrendo, cuando la cocinas salen unos productos fabulososos y se ha convertido en un producto indispensable para varias recetas que tenemos por aquí. Voy a aprovechar y añadir esta tercera receta que es la que estoy haciendo con más frecuencia y que además me permite congelar todos los panqueques que no me como, en bolsas de uso individual y me da la libertad y el lujo de desayunar panqueques cuando me place simplemente sacando una de las bolsas la noche anterior del congelador y dejándola en la nevera. La receta es simple y directa y en este caso, algunas de las unidades están expresadas en tazas, cucharadas y cucharaditas y otras en gramos. La cantidad de panqueques que se producen con las medidas indicadas es de unos diecisiete y yo particularmente, con dos desayuno, con lo que vienen saliendo ocho desayunos y uno de ellos con empacho.

Los ingredientes: 45 g de mantequilla sin sal derretida, 2 tazas de harina de la normal, 1/4 taza de azúcar (50 g), 2,5 cucharaditas de levadura química, 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda, media cucharadita de sal, 2 tazas de suero de mantequilla, 2 huevos.

La implementación: En un bol grande añadimos los ingredientes secos, la harina, el azúcar, la levadura química, el bicarbonato de soda y la sal. Lo mezclamos. En otro bol más pequeño batimos los huevos con el suero de mantequilla. Echamos el contenido del bol de líquidos en el otro y mezclamos delicadamente hasta que más o menos se vea una masa uniforme. Se añade la mantequilla derretida y mezclamos un poco más, pero sin pasarnos.

Ponemos a fuego medio la sartén que vamos a usar para prepararlos y se le pone un pelín de aceite para que no se peguen, pero una cantidad mínima si la sartén está en buenas condiciones. Cuando la sartén está caliente echamos 1/4 de taza de la mezcla para cada panqueque, dependiendo del tamaño de la sartén se pueden hacer uno o varios a la vez. Hay que dejar algo de espacio entre ellos. Cuando comienzan a aparecer burbujas en la superficie, lo cual debería suceder entre el primer y el segundo minuto, les vamos dando la vuelta, se dejan cocinar un minuto más y se sacan. Si los vas a servir todos juntos, pon el horno a 80 o 90 grados y vete guardándolos en el horno para que se mantengan calientes. A la hora de servirlos, lo más rico es acompañarlos con sirope de arce. Están deliciosos.

Publicada el
Categorizado como Cocinillas

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Es una buena idea lo de dar recetas e implementarlas.
    El suero ese no lo conozco, tendré que investigar.
    Para estas recetas, el robot del LDL que me compré viene genial!!!
    Salud

Los comentarios están cerrados.