Categorías
Cine

Parásitos – Gisaengchung

Entre las pelis estas raras que llegan a la filmoteca en Amsterdam y que después pasan un par de lunes en sesiones únicas por Utrecht, hubo una que me llamó la atención y que es la que voy a comentar hoy. Lo primero decir que nada más ver el elenco de Papagüevos yo sabía con una certeza absolutamente absoluta que era cine coreano, ya que no hay ninguna otra raza que produzca seres humanos con cabezas como barreños de grandes. Pese al asco inicial, que todo el mundo sabe que a mí la gente de ese país me provoca un repeluz incontrolable, fui a ver Gisaengchung, aunque en Holanda se estrenó como Parasite y hasta estuvo en la cartelera española al final de octubre con el título de Parásitos, como los truscolanes.

Una familia de julays cabezudos las pasan putas y canutas por culpa de otra familia de julays cabezudos

Resulta que esto es como hombre rico, hombre pobre, con una familia que está bordeando la miseria y que gracias a que el hijo consigue un trabajo enseñando inglés a una niña rica, montan un plan para ir entrando todos a trabajar en esa casa y así trincar dinero. La cosa les va funcionando hasta que se les descontrola el cotarro o algo así.

Debería decir que la película tiene dos ritmos totalmente distintos, tenemos una primera parte que es magistral y que la habría convertido en un peliculón y después tenemos una segunda parte en la que al director se le fue el baifo al cielo y cambió de tercio y jodió parte del crédito que había logrado, aunque el balance sigue siendo muy positivo. Tenemos que los pobres no parecen tener escrúpulos, son crueles y quieren la seguridad de la casa de los ricos a cualquier precio y estos últimos son un pollardón que siempre quiere complacer a su mujer, una tonta del bote que con las boberías que hace uno se pregunta cuantas veces se le tuvo que caer de cabeza al suelo a la comadrona para quedarse así y el hijo es un principito malcriado, como cualquier hijo de truscolana. La película arranca espectacularmente y toda la trama para pasar a trabajar para los ricos es de fábula, es dinámica y fantástica pero como dije, por desgracia la escena que desata el final lo caga todo.

No es cine para los miembros del Clan de los Orcos porque os guste o no, no se ha hecho la miel para la boca de los necios. Sí que es una historia que gustará a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «Parásitos – Gisaengchung»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.