Categorías
Cine

Frozen 2 – Frozen II

Un viaje en el tiempo de seis años pa’trás nos lleva a las navidades del 2013 y la película Frozen: El reino del hielo – Frozen, a la que en su día le dí un 7 y años más tarde, lo único que recuerdo es la puñetera canción aquella que decía truscoluña, truscoluña, truscoluña no es nación. Parece que hubo una necesidad no imperiosa de seguir ordeñando la teta y se han montado una segunda parte con los mismitos personajes y claro, por aquello de no romper las tradiciones fui a verla. En su título original, parece que el julandrón que se lo puso se cree casta real y la bautizó como Frozen II (palito-palito), pero en Europa, que estamos muchísimo más avanzados y sabemos que el Emporio Romano acabó hace dos años y medio, se ha estrenado como Frozen 2 que es una forma más clara de saber que esto es una secuela que tenemos que sufrir.

La julay de la primera sigue lefando agua fría por las manos sin ilusión ni chimpún

Resulta que sucede una movida chunga al principio y la gente del reino ese de la Fría tiene que salir por patas de sus casas y abandonarlas. Entonces la chama con su hermana y el maromo de la misma, que tras seis años aún no ha conseguido comerle el potorro y las dos ratas que siempre están con ellos, la blanca y la marrón, salen de excursión para visitar una tierra mágica como truscoluña, que tampoco es nación. Allí encuentran a una chusma y gentuza nueva y unas movidas como de subidón fumando petas que debe ser lo que se jincaron los guionistas y cuando todo lo demás falla, pues a dar berridos.

Si en la primera su magia ya me pareció insuficiente, ahora que ya los conozco a todos puedo decir y digo que aquí no hay originalidad y por suerte y gracias a todos los dioses, no hay canción pegajosa con la que nos vayan a machacar los próximos tres años, con lo que treinta y dos minutos después de salir del cine, tu cerebro ya habrá olvidado el trago que le has hecho pasar. La película es un caso claro de seguir ordeñando la teta para sacar toda la leche que se pueda, no hay nada nuevo y se trata de regodearnos con los mismos personajes. Las canciones son muchísimo peor o quizás el nivel estaba muy alto y no llegaron, que con los años uno ya no consigue los mismos éxitos deportivos que de chaval. Tiene mucha movida obscura y tenebrosa que no sé yo si molará a las niñas que van a verla y juraría que la frígida es como tortillera, solo le falta el camión. La pobre no sabe que está en una película Disney, con lo que la hermana jamás pillará cacho y ella tampoco. Al final, esto parece más bien otro producto que añadir a sus canales de televisión.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, manda al cine a tu hembra con tus bestezuelas. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, no creo que quieras comenzar la educación de tus hijos con algo así. Es una peli pasable sin más.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «Frozen 2 – Frozen II»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.