París, distrito 13 – Les Olympiades, Paris 13e

En la semana que estuve en Gran Canaria fui a ver varias películas y esta fue la primera, una peli franchuta que ponían el mismo día que llegué en versión original con subtítulos y todos sabemos que yo le tengo una alergia extrema al cine doblado, así que opté por ir a verla por aquello de ver una peli francesa sin tener que leer en neerlandés. No tenía ni pajolera idea de la trama y seguramente eso fue lo mejor, ya que si lo hubiera sabido, habría elegido otra. La película se titula Les Olympiades, Paris 13e y en España estuvo en cartelera en abril como París, distrito 13.

Un julay negro se chinga a dos pellejas y a su vez, una de ellas chinga con otra pelleja y la otra chinga con cualquier portador de polla. O sea, mucho chimpún.

Yo no sabía que el porno este en el que no se ve casi nada estaba de vuelta en los cines, o eso que llamaban cine erótico pero esto, más que un drama o una comedia o un romance, que son los géneros que le han asignado en el IMDb, esto es cine erótico. Tenemos que una china se encoña de un negro y se lo folla en todas las superficies de su keli y se obsesiona con él hasta que el tío la larga como agua sucia, pese a que supuestamente son compañeros de piso. Después el se muda y se encoña de otra pava con la que trabaja en una inmobiliaria, pava que parece tener unos traumas gigantescos porque su padrastro la tocaba o se la follaba y su madre como que lo sabía. Mientras, la china está traumatizada, se instala una app en el telefonino pa’follar y se folla a todo el que acepta su invitación. La pava traumatizada está en la universidad, antes de conocer al negro y en una fiesta a la que acude con peluca, un grupo de tíos está convencido que es una trabajadora de una página güé porno y la acosan y la traumatizan o algo así y al final y después de cansarse de chingar con el negro, como que contacta con la susodicha trabajadora del porno, se hacen amigas y terminan restregando potorros o algo así. En fin, como que todo muy casual y tal y tal.

Esto no funcionó conmigo. Da igual que enseñes ubres en una peli o chochos, tienes que tener una buena historia y esta no lo era. No hay nada cómico en la historia y los diálogos son terribles y hay como un machismo muy latente en la forma en la que a todas las hembras las desnudan y lo enseñan todo pero cuando se trata del negro, siempre procuran que no se vea la manguera y bueno, su personaje es sencillamente vil, un tiparraco que usa y abusa de las mujeres para su propio beneficio sin más y cuando le dan de su propia medicina, se rebota todo. La historia aburre, está mal contada y no es para nada interesante. Esto debe ser algún tipo de experimento de los del artisteo.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y por casualidad entras a ver esto, espero que lleves el mechero porque te hará falta. Desconozco si interesará a los sub-intelectuales con GafaPasta, pero me da la sensación que va a ser que no.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.