Primavera en Beechwood – Mothering Sunday


Los británicos son (y eran) super-hiper-mega clasistas y además, les encanta hacer películas en las que se vean esos dos mundos que conviven y que interaccionan, pero que están muy bien separados y hay poquísima movilidad entre ellos. Personalmente y en base a las puntucaiones que les he dado a estas películas a lo largo de los años, a mí no me terminan de convencer, pero bueno, siempre hay alguna que sobrevive a la crítica y queda bien, como Mothering Sunday, que gana el premio del año a la traducción más espectacularmente cambiada y en España se conoce como Primavera en Beechwood y al parecer, estuvo en los cines en febrero de este año.

Una julay chinga con el señorito, que supuestamente se va a casar con una frígida pija que no veas.

Resulta que una mucama que trabaja en una mansión, está secretamente enrollada con un joven ricachón que vive en una mansión cercana y los domingos, se va por allí a chingar con el pavo, que después se tiene que ir a almorzar con sus padres, sus amigos y su novia, una pija que le echó el lazo y con la que supuestamente está por casarse. En esa mañana de domingo, el chamo echa el kiki y después se va a su reunión o algo así.

Esto es un drama con algo de romance, aunque uno nunca puede estar seguro de esto último, ya que la chica, la mucama, ella está enamorada hasta las trancas, pero él es un señorito y nunca queda claro si realmente la quiere o si lo que le mola es la comodidad de chingar, que con su novia pija seguro que no lo hace. La historia nos lleva por un domingo, el día libre del servicio y que la chica usa para chingar con este en su keli vacía ya que allí también se ha ido todo el servicio y hasta sus padres, que están como en el club de campo con los otros pijos fardando y tal y cual y con la novia mientras esperan que llegue el señorito para almorzar, aunque ahí es donde entra la parte dramática. La historia está muy bien contada y hay muchísima empatía entre los dos jóvenes, es que se nota que se quieren y eso que tienen escenas en pelota picada en el catre que son definitivamente muy explícitas para el cine americano pero parece que a los británicos les da igual y especialmente a Josh O’Connor, que definitivamente es un exhibicionista y ya tiene una ristra de películas en las que se le ha visto todo. Colin Firth tiene un papelón como uno de los señores pijos y que está casado con una que está amargada o algo así porque su hijo murió en la Primera Guerra Mundial. La película está muy bien hecha y consigue entretener, que supongo que era su objetivo.

Esto puede provocar la muerte cerebral a cualquier miembro del Clan de los Orcos, pero vamos, los más romanticones de los sub-intelectuales con GafaPasta seguro que la disfrutarán.


2 respuestas a “Primavera en Beechwood – Mothering Sunday”

  1. Un ocho? si me hubiese leído el argumento por mi cuenta jamás pensaría que podía llegar a un ocho, vale!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.