Puertas y marcos en crema

No seas truscolán y empieza a leer esto por donde se debe, que no es otro lugar que La buhardilla

Cuando acabamos de pintar las paredes y antes de pintar la escalera, cambiamos el estilo y pintamos las puertas y sus marcos, todos con el conocido RAL 9001 o CREMA, salvo para el julay ese que solo ve blanco. En esta parte del trabajo, cambiamos el tipo de pintura a la lacada, con la que yo no había trabajado. También cambió un poco el trabajo, ya que pasamos a lijar, algo que no habíamos hecho anteriormente y para lijar, usamos papel de lija mojado en una solución de agua con un poco de amoniaco. Primero lijábamos, después limpiábamos la puerta o el marco con un paño con esa misma solución y así los dejamos lisos y sin grasa u otros restos de suciedad. También cambiaron las brochas y rodillos y usamos uno especial para lacado, pequeño y que funcionaba que no veas y que al parecer, se lo regaló un pintor profesional a mi vecino y él lo tiene como oro del que cagó el moro en paño. Yo pensaba que íbamos a necesitar un montón de pintura y compré dos latas de litro y medio, aunque reconozco que justo esa semana había una oferta de dos por uno y me costaron como una. Cuando acabamos con el trabajo, que fueron nueve marcos de puerta y siete puertas por ambos lados más la puerta de entrada y la de salida al jardín desde la cocina (ambas, solo por el lado interior), con lo que tenemos nueve marcos y dieciséis lados de puertas, solo habíamos gastado uno de los botes y con lo que quedaba nos dio para la escalera, así que como guardé el recibo, lo devolví a la ferretería y el ahorro final fue del cincuenta por ciento de la pasta.

Las puertas y sus marcos quedaron fabulosas. El trabajo fue además bastante rápido, una mañana hicimos todos los marcos, otra hicimos cuatro puertas en la planta baja (3 puertas más las dos mitades interiores) y al día siguiente hicimos las tres puertas de la planta alta y acabamos. En algún momento del verano pintaré las puertas de la cocina y la de la keli de las bicis, pero esas son por fuera y requieren otro tipo de pintura.

Publicada el
Categorizado como Mi casa

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Los Marqueses de Galapagar palidecerían de envidia viendo como te queda todo… 🙂
    Lo que me deja preocupado es la peste que estará echando el paño donde guardas lo que cagó el moro, nunca que he creido que sea oro, debe de estar echando una peste del copón, y con riesgo de que se pueda estar fomentando un nuevo virus que haga avergonzarse a todas las mutaciones del actual, yo que tu, lo echaría al WC y tiraría de la cadena dos veces, y luego botella de lejía que te crió, que es donde, normalmente, se suelen echar directamente los truscos y no a un paño, por mucho que procedan los susodichos, de un moro… 🙂
    Tus helados me hacen envidiarte de forma truscoluñapodemita… 🙂
    Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.