Quo Vadis, Aida?

Resulta increíble como los humanos tropezamos en los mismos pedrolos una y otra vez y como nuestra historia no se cansa de repetirse hasta el hastío. Una semana antes de la debacle de Afganistán fui a la filmoteca a ver una película Bosnia que cuenta la historia de una intérprete y su familia cuando las Naciones Unidas salieron por patas y los dejaron tirados frente a los serbios. La película se titula Quo vadis, Aida? y al parecer se estrenó en algunas filmotecas españolas en mayo de este año.

Una julay se desespera por culpa de un puto cabeza-de-queso

En 1995, los serbios invaden la ciudad de Srebrenica, supuestamente protegida por las Naciones desUnidas y comienzan un genocidio de los hombres musulmanes. En el cuartel de la ONU, una traductora, sabiendo que la ONU se va y deja a los inocentes a su propia suerte, lo intenta todo, todo, todo para que los soldados se lleven a su marido y a sus hijos, mientras afuera, los serbios matan impunemente a la gente. Los soldados de la ONU eran neerlandeses y este es uno de los capítulos más vergonzosos del ejército neerlandés en su historia.

Todo comienza con la gente feliz y contenta y celebrando, hasta que llegan los serbios y comienzan la matanza. La película es bastante rápida, dura cien minutos y no hay tiempo para perderte en escenas superfluas. Es una patada en el hígado para los espectadores, que observamos horrorizados, algo que ha vuelto a suceder hace menos de quince días y que en esta ocasión fue culpa de los gringos y sus aliados, entre los que se encuentran España y los Países Bajos. La historia es durísima, desde el punto de vista de la madre, que no para de correr, de suplicar, de llorar, intentando lo que sea para salvar a sus dos hijos y a su marido. Salvo por los primeros minutos, esto es un drama en el que sabes que no hay final feliz. Llega un momento en el que se hace muy difícil seguir viéndola porque ya sabemos lo que sucederá. Tiene un epílogo con el que intentan darle un toque de esperanza a la historia pero igual se lo podían haber ahorrado, todos sabemos lo que sucedió.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, no está hecha para ti. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, este es tu cine.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.