Rookie

El cine flamenco suele llegar a los Países Bajos, aunque en muchas ocasiones con distribución muy limitada, como la película de hoy, que tuve que ir a verla en Amsterdam porque no la ponían en Utrecht. También es un cine al que le ponen subtítulos ya que asumen que los holandeses no entienden a los flamencos, que la lengua es muy similar cuando la ves escrita, pero la pronunciación es muy diferente y además, hay una mayor contaminación de palabras del francés y no tanta del inglés como aquí al norte. La película se titula Rookie y definitivamente, no está previsto su estreno en España, ni siquiera con el atractivo título de truscoluña no es nación.

Un julay motociclista que parece que va a dar el salto al circuito comercial se hostia que no veas y acaba de tullido o así.

Un pavo que ama las carreras y el motociclismo, va a pasar de ser amateur a profesional cuando tiene un accidente terrible y queda hecho una mierda. Se muda a vivir con su cuñada, que es la viuda de su hermano, también motociclista y con su sobrino, un chaval al que le inculca la pasión por el motociclismo para tratar de vivir a través de él su sueño. Las cosas se complican, el chaval no parece estar tan implicado y los finales felices, son solo para las películas de la Disney.

La película comienza con una espectacular carrera de motos que te pone los pelos de punta y que supongo que se hizo con cámaras pequeñas adosadas a las motos porque es que estás en el meollo de la acción y ahí no hay efectos especiales. Es trepidante y muy dinámica y la película acaba con otra carrera similar y con el mismo fabuloso formato. Entre medias, después del accidente vemos como se desmoronan los sueños del protagonista y como su cuñada y su sobrino se convierten en su grupo de apoyo y la lenta recuperación del chamo, que tendrá que asumir que sus días de corredor se han acabado y después, como trata de imponer su sueño en el chaval joven, que lo adora pero que no ve tan claro eso de ser un motorista. La historia es muy intensa y está bien hecha y entretiene un montón y aun así, hay como lagunas, momentos en los que no se les ocurrió como seguir la historia y rellenan con cosas que parecen fuera de tono. Si hubiesen sido más constantes, esta habría sido una de las grandes películas del año pero al final se queda en una historia más.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, con las motos y las carreras esto te debería molar un montón, pero es que hablan demasiado y eso te agobiará. No creo que tenga lo que buscan los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.