Sí a los héroes, no a los superhéroes


Con el empacho que me he dado desde el miércoles de la semana pasada, viendo todos los días la misma película, que por si alguno no se ha enterado es Top Gun: Maverick y mañana creo que me tomo el día libre y veo otra, pero ya la tengo reservada para el miércoles y definitivamente la veré el jueves, me queda claro que la cosa que hace resaltar a esta película de entre todas esas con tipos vestidos con lycras y que salvan el mundo una y otra vez, que en la última década el mundo ha estado tan al borde de su desaparición tantas veces que resulta milagroso que sigamos aquí, lo que hace resaltar a esa película es que el foco está en los héroes y no hay superhéroes. Aquí conviene recordar, por si hay algún paleto, que un héroe es un julay que realiza una acción muy abnegada en beneficio de una causa noble y un superhéroe es un personaje de ficción que tiene poderes extraordinarios. O sea, para los más lentos, un julay como yo, sobrio o borracho, con un buen bronceado o paliducho, puede llegar a ser un héroe, puedo realizar una acción pachanguera en beneficio de una causa noble, pero nadie, repito, nadie, ningún julay, ni siquiera si es jinameño, tiene poderes extraordinarios y por tanto, no existen los superhéroes. Eso es lo que convierte a Top Gun: Maverick en un peliculón, la manera en la que vemos que todos estos héroes, la cagan o han de tomar decisiones que los colocan en escenarios bien jodidos, o sea, son humanos y se comportan como humanos. En una escena determinada, Maverick explica a Penny la razón por la que Rooster le tiene una tirria incalculable y la razón, es humana y comprensible para los espectadores y hasta sentimos, en ese instante, una empatía infinita por Maverick, porque se comporta como un héroe, aunque él sale cagado y bien cagado. En la misma escena, Penny también explica otra situación similar que ella tiene con su hija y de nuevo, la empatía funciona. Esta película es una sucesión de escenas espectaculares de acción en las que vemos a los actores pasándolas canutas, por el bien común y entre esas escenas, tenemos momentos y más momentos heroicos. La conexión emocional, con prácticamente todos los protagonistas, es brutal, incluso con el piloto que viene a ser el petate del grupo, el equivalente de Iceman en la película original. Ese, conocido por Hangman o Bagman, cuando sus compañeros se ríen de él, también es humano, también es un héroe y pese a todas las trastadas que hace y a su chulería podemita y truscolana, cuando llega el final de la película estás dispuesto a adoptarlo.

Espero que los productores se den cuenta que los humanos estamos algo cansados de tanto superhéroe con menos profundidad emocional que un charco sin agua y lo que queremos es ver historias con héroes, con humanos, que igualmente pueden tener final feliz, pero con los que nos podemos identificar.


4 respuestas a “Sí a los héroes, no a los superhéroes”

  1. Yo no estoy cansado de los super, por la sencilla razón de que no me van esas pelis y no las veo, con alguna excepción, como la del araña ese, que por que no habia nada mejor en la tele la vi, y debo reconocer que me hizo gracia, bueno, no estoy seguro de si era la del tio-araña, creo que si… 🙂
    Supongo que debe de tener mucho que ver, que veas las mismas películas tantas veces casi seguidas, y sin casi, al hecho de los precios reducidos que pagas, no creo que lo harías si no fuera así, o si, cualquiera sabe, hay bichos muy raros sueltos por esos mundos… 🙂
    Salud
    Salud

  2. Genín, sulaco es raro y punto, no trates de entenderlo, yo aunque me regalaran las entradas no sería capaz de ir a ver la misma peli 7 veces en una semana, que coñazo…

  3. Virtu, a lo mejor lo que quiere es hacer una en el futuro y la quiere tener en su disco duro como referencia… 🙂
    Pero tienes mucha razón, hace años que desistí de entenderle, así las sorpresas que nos da, son mas emocionantes… 🙂
    Salud

  4. Virtuditas, ayer la vi por octava vez en IMAX. Creo que esta semana, por imposibilidad de programa, no la veré más, pero la semana que vienen caen 2 o 4 veces más. Es F-A-B-U-L-O-S-A, cada vez me gusta más. Definitivamente, la que quiera ser mejor película del 2022 se lo va a tener que currar a conciencia, porque yo ya tengo claro que va a ser TOP GUN: Maverick

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.