Stranger Things

Creo que salvo por una excepción, casi todas las series que he comentado ya habían acabado su ciclo natural en el momento en el que hablé de las susodichas, pero la de hoy es una que comenzó con una temporada al año y ahora parece que tardan dos, con lo que este año, Dios mediante, llegará la cuarta temporada. Es una serie de la cadena esa de televisión por Internet a la que se abona todo el mundo. Se titula Stranger Things y es muy probable que en algún momento de tu vida hayas visto algún episodio.

Cuando salió la primera temporada, esto fue un bombazo. Era como si los Goonies se hubiesen vuelto a arrejuntar y les había salido el ramalazo investigador, con un puñado de chiquillos gringos tratando de averiguar donde coño estaba su amiguito desaparecido. Al decir chiquillos, debería decir PRESUNTOS chiquillos, que cuando uno se mira las fichas de cada uno en el IMDb lo flipa porque hay alguno que está a un par de años de cumplir treinta tacos, que en América siempre hacen las series de adolescentes con puretas que tienen pelos en los güevos desde hace al menos una década y con pavas que pasaron por su primer reglote también una purriada de años atrás. Un ejemplo que me viene a la cabeza es la serie Riverdale, en donde los chavales del instituto parecen casi tan viejos como sus padres. Regresando a Stranger Things, comenzó como una serie de misterio fabulosa y tuvo una primera temporada épica y después tuvieron que currarse la segunda temporada porque el nivel estaba altísimo, aunque si me lo preguntas a mí, la tercera temporada fue más bien floja y si soy honesto, es que no recuerdo nada de lo que sucedió, salvo porque en cada episodio había alguna canción viejuna fabulosa, que si hay algo de lo que estaban sobrados los años ochenta, fue de la mejor música pop del universo y por desgracia, con aquella década se acabó la susodicha y todo lo que vino a posteriore es totalmente prescindible. Los niños adultos estos lo hacen muy bien, la serie tiene un buen ritmo y como siempre la estrenan con todos los episodios juntos, te puedes dar un panzote del copón y disfrutarla.

Esperando que la cuarta temporada sea capaz de mantener el nivel previo, esto ya no puede seguir mucho más a menos que cambien a los chiquillos o los editen digitalmente, que ya se les empiezan a notar las canas a algunos. La serie se puede ver junto con los chiquillos ya más talluditos, que parece ser que son muy fanes.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Lo he intentado, lo juro, lo he intentado, a mi hijo le alucina, pero yo es que no puedo con ella. Cada dos escenas reconozco las tramas que copian de otras series o películas, no tienen nada original. Por cierto, la ambientación, de diez. Y a la madre del chiquillo que interpreta Wynona, la ahorcaba a los cinco minutos o le daba un buen ansiolítico para que parase de chillar un poquito… insoportable.

  2. Copiaron los Goonies de Pé a Pá y después añadieron de todas las películas dirigidas y producidas por Spielberg en los ochenta.

  3. Como se puede ver por mis comentarios sobre series, hace años que no sigo una, desde que la palmó Gandolfini y se me murieron las esperanzas de que protagonizara otra seri gansteril, le sigo llorando… 🙁
    Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.