Firefly

De cuando en cuando aparece en televisión una serie que rompe todos y cada uno de los moldes existentes y a pesar de ello, la cancelan después de una temporada porque los ejecutivos que toman estas decisiones tienen menos luces que un agujero negrísimo casi marrón. Eso fue lo que le sucedió a Firefly, una serie que ha ganado todos los premios habidos y por haber y que sin embargo fue cancelada después de catorce episodios. Creo que a España ni siquiera llegó hasta hace unos cinco años por alguna de las nuevas cadenas de Internet.

Esto es un cruce de géneros pero hecho de una manera espectacular. Tenemos a los tripulantes de una nave espacial que son más bien renegados que le caen mal a todo el mundo y que en un mundo dentro de cuatrocientos años sin truscoluña ni podemitas, han de sobrevivir. Aunque a primera vista uno cree que es una serie espacial, es un western, en el que los caballos se cambiaron por naves espaciales, pero tenemos el mismo espíritu, las mismas aventuras en territorios que se están colonizando y aún no están explorados. Es como si los tripulantes de una gran diligencia fueran de aquí pa’llá topándose con chusma y gentuza de la peor mientras la química entre ellos rebasa los niveles más altos que se han visto y hasta los espectadores se sienten parte de la aventura. Te ríes, gritas, te emocionas, sufres, la serie era una montaña rusa de emociones bien hecha y pese a los diecinueve años desde que se estrenó, continúa con un increíble y alucinante 9,0 en IMdB y un 97% de votos de los espectadores en Rottentomatoes. Hubo campañas para que no la cancelaran, hubo gritos y pataleos, pero lo único que se consiguió fue una peliculilla hecha unos años después pero que no tenía la fuerza de la serie. El protagonista absoluto era Nathan Fillion y seguramente por lo bien que lo hizo en esta serie, yo desde entonces, siempre que lo veo en alguna serie (que ha hecho un montón), lo comparo y es que no ha vuelto a dar la talla. Por los catorce episodios que tiene, esta es una serie perfecta para una maratón de unos pocos días.

Es cachonda, divertida, entretiene, hay abundantes momentos de acción, es que lo tiene todo para gustar a todo el mundo y todo eso, en mundos que son como el lejano oeste gringo.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Por sulaco

Maximus Julayus

7 comentarios

  1. Buenísima. Yo también me quedé a cuadros cuando ví que no había más temporadas, ¡con la de truños de series que han alargado hasta el infinito!

  2. Virtuditas, igual el Ancestral te hace caso a ti y la busca, recuérdaselo cuando os estéis tomando el cafelito en el aparcamiento del carreful.

  3. En todo caso del Lidl, que me estoy haciendo muy fan! Y desde el viernes aquí en mi tierra podríamos tomarlo en una terraza y todo, que puñetas en un aparcamiento de mierda! jajajaja (por cierto, ya estoy vacunada con la primera dosis y en nada con la segunda, así que 1º: si me vuelvo MAS borde, no es mi culpa, y 2º: podría tomarme ese café con más seguridad si cabe :P)

  4. Virtuditas, yo soy superfans del lidel de toda la vida. Lo curioso es que los productos en oferta los ponen al menos en HOlanda y en las Islas Canarias a la vez. Ayer les estaba comentando a unos amigos que estoy pensando en comprarme la olla fundida que venden esta semana y también está en las Canarias. Lo mismo cuando me compré el cepillo de dientes, que se agotaron aquí, se lo dije a una amiga, me lo compró allí y yo pasaba por la isla unos días después. En las Canarias, como en Holanda, esta semana es la semana de Italia. Yo me miro por la página güé el folleto de la semana siguiente nada más publicarse para ver si tengo que visitar en días específicos. La OCU holandesa los tiene en un altar, sus detergentes de lavavajilla o lavadora, entre otras cosas, son los más valorados.
    Felicidades por la vacuna. Ni a mi madre le han puesto una. ¡MIRA QUE ERES VIEJUNA!

    Ah, y me acabo de enterar que cierto podcast que YO NUNCA escucharía ya está disponible para los ricos y los pijos en los podcasts de la manzana, que ya se han publicado tres y hay encolados como cinco más, con un ritmillo de publicación cada catorce días o eso que otros contamos como trescientas treinta y seis horas, que suena más lindo.

  5. Gracias por las felicitaciones, pero no fue por edad (obvio), es por mi trabajo (como ya sabes, pero te encanta seguir dando por culo, aunque YO NUNCA te lo diría…) Lo extraño es que haya conseguido librarme hasta ahora, pero después del primer pinchazo y el brazo acarajotado dos días, la verdad es que te sientes un poco más liberada. Sobre todo por saber que si lo pilla alguien en casa voy a poder estar ayudando activamente.
    A mi cuñada, que es fisio, le pusieron otra «marca» y estuvo dos días tirada en la cama con 38.5 y un dolor de cabeza del infierno.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.