Supernova

No se me puede acusar de discriminar películas. Yo con tal de ir al cine tras la sequía de medio año, es que me da igual el tema del que traten siempre que sea cine y así, de cuando en cuando se me cuela un garbanzo negro entre esas películas de artisteo que son como los bombones envenenados de Forrest Gump. Hoy tenemos una historia titulada Supernova que al parecer estuvo en los cines en España en abril de este año y hasta pasó por el festival de cine de San Sebastián el año pasado, que es una de esas que gustan de poner en los festivales para que se regodeen los sub-intelectuales con GafaPasta.

Dos julays julandros se pasean por Inglaterra pero sin Miss Daisy y sin chimpún

Esto empieza con dos chamos en una furgoneta acondicionada como keli que se ponen en ruta para ir a algún lado y el que no conduce se queja de todo y mucho más. Los tenemos que aguantar durante un rato en el que pronto averiguaremos que graban cintas con conversaciones porque el plasta ese tiene demencia y no saben cuanto le durará el tino o algo así. Tras mucho aburrimiento llegan a la keli de una amiga que ha organizado una fiesta con todos los que conocen y que es más de lo mismo y de ahí tiran para otro lado del país mientras no dejan de pelearse todo el tiempo.

El problema no es la enfermedad, el problema es como cuentan la historia, que eligieron el camino del aburrimiento supremo, en ningún momento sentí alguna empatía por los protagonistas y vamos, que si les cae un meteorito y los mata en los primeros diez minutos, yo me levanto y doy una ovación en el cine y me voy tan contento pero eso no sucedió y tuve que aguantar la hora y media que duró y eso que la película no tiene un final claro, después de todo el masque que aguantamos, no sabemos si el de la demencia murió o acabó ingresado porque ese pequeño trozo de información decidieron ocultárnoslo. Me da igual que pongan a dos grandes actores, la película aburre con tanto momento dramático estirado como el chicle y tanta conversación absurda y sin interés alguno y cuando eso falla, con las estúpidas sesiones mirando el cielo e identificando las estrellas y las constelaciones. Esto es un ejercicio que parece pensado para amargar al espectador.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y entras en una sala a ver esto, está claro que ese cine acabará en llamas. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, tengo claro que cuanto más pedante seas, más te gustará este masque. Yo se lo recomiendo encarecidamente a los que padezcan insomnio porque es mano de santo incorrupto.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.