I Still See You

Todos sabemos que si me pones en el cine alguna cosa que despierte mi atención, moveré el lodo y el fango para verlo y en el caso de esta película requería visitar Amsterdam porque la han puesto nada más que en un puñado de cines en Holanda, lo cual ya da un poco de mal rollo porque no fueron los que están más especializados en cine de autor sino en los otros, los comerciales. Aún así, me di el paseo desde el Pathé City hasta la estación de tren Amsterdam Amstel y desde allí seguí en metro hasta Amsterdam Bijlmer Arena para ir a ver I Still See You, la cual parece que jamás se estrenará en España ni siquiera poniendo un precioso truscoluña no es nación en ese poster tan lindo.

Un julay gótica del coño se hace un curso por correspondencia de pitonisa Lola

Al parecer en un villorrio gringo hubo un accidente rarito en un laboratorio, murieron un montón de julays y a partir de ese momento, aparecen por todos lados fantasmas de la gente que murió en el mismo sitio, a la misma hora y haciendo lo mismo una y otra vez. Una chama que perdió el padre lo ve todos los días desayunando mientras lee el periódico en su keli. Buscando una explicación, se aproxima al místico-rarito del coño de la clase y juntos se ponen a investigar por qué a la pava se le aparece otro fantasma cuando está en pelota picada en el baño gritándole CORRE, aunque yo estoy convencido que lo que le grita es córrete toa. En la investigación de estos dos intelectuales, descubrirán un mundillo oculto en el que hay cosas muy pero que muy malas y por supuesto, el chamo le busca el ángulo para ponerle la pierna encima y darle chimpún hasta que le den arcadas por culpa del rozamiento del capullo con las amígdalas.

La idea es muy buena pero a la hora de escribir el guión se les fue el santo al cielo y divagaron demasiado. La forma en la que descubrimos los fantasmas es muy poética y todo se ve chulísimo pero cuando comienzan la investigación, todo eso se transforma en una especie de película de la Disney para niños y pierde mucho encanto. La visita a la zona cero es también algo que está muy mal explicado y además es increíble que el gobierno la tenga sin vigilar cuando todos sabemos lo paranoicos que son los gringos. La película parece recuperarse de eso un poco pero en toda la escena final se les fue la mano pero un rato largo, con los fantasmas teniendo tocamientos carnales y todo que no me los creo ni jarto de güiski de garrafón. La sensación que te queda es mixta, era una buena idea pero está mal realizada. Bella Thorne resulta que no parece tener lo que hace falta para salvar una película por sí misma y Richard Harmon definitivamente no tiene carisma alguno con ella y quizás se debería quedar en el mundillo de las series televisivas. En fin, que esto acaba siendo más bien un telefilm.

Esta peta por los dos bandos, aburrirá soberanamente a los miembros del Clan de los Orcos y no tiene el pedigrí que buscan los sub-intelectuales con GafaPasta. Más bien una que se puede ver cuando la den por la tele.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

El regreso de Mary Poppins – Mary Poppins Returns

Llevo meses y meses viendo una y otra vez el trailer de la película que voy a comentar hoy y hasta esta semana no me había enterado que esto iba a ser un musical, yo estaba totalmente convencido y viendo el trailer que esta continuación de una película de hace cincuenta y pico años, que está claro que esto en los cines solo lo vieron Genín y Virtuditas que ya tienen cierta edad. La película en cuestión es Mary Poppins Returns y en España se estrenó la semana pasada con el título de El regreso de Mary Poppins.

Una familia de julays recibe la visita de una friki que monta unos entuertos que no veas

Después de unos años, obviamente muchos menos que los que han pasado en el mundo real, la Mary Poppins vuelve a la casa de los dos niños que cuidó en la película original y en donde ahora hay un puretón amargado con tres hijos y además viudo, con lo que chimpún lo que se dice chimpún, pues no lo hay y son más bien manualidades. La hermana es como solterona o algo así. Resulta que la tipa esta que es como institutriz o quizás canguro se dedica a cuidar a los niños aunque más bien los está llevando de aquí para allá en actividades de gran o grandísimo riesgo sin que a ella le importe un carajo. En paralelo a todo esto, los chamos van a perder su casa por una hipoteca que no han pagado y como es de la Disney y tiene que tener final feliz, todos sabemos que no pasará.

Esto es un musical. Esta bien pero no tiene ni de lejos la magia y el encanto del original y lo han tratado de hacer como viejuno, emulando a los antiguos y en mi caso no termina de funcionar esa aproximación. Si hubiesen seguido los canones del cine actual, probablemente sería un peliculón pero al pretender ser una película de los sesenta o setenta, queda muy rancia. Las canciones no tienen el gancho de las originales, no vas a salir del cine cantándolas y con la musiquilla metida en tu cabeza durante décadas. Estas canciones son más de usar y tirar. El principal problema de la película es la duración, son ciento treinta minutos de los que muchos sobran y la podrían haber aligerado hasta los cien minutos sin que se pierda absolutamente nada. Particularmente, empotraron una escena visitando a una chama rara que interpreta Meryl Streep y por supuesto, hay canción, hay baile y todo lo demás. La cosa es que la razón por la que la van a ver es superflua, toda esa escena se puede cortar y la película no pierde absolutamente nada y de hecho, jamás de los jamases ningún protagonista se vuelve a referir a aquello que sucedió allí porque sencillamente es algo de relleno y para meter a una famosísima en la peli. Y así tenemos varias escenas más. Aunque es cine para niños, me pregunto si muchos no se cansarán cuando ya hayan superado las dos horas de más de lo mismo. Cuando acabó salí por patas del cine.

No es cine para los miembros del Clan de los Orcos, seres muy básicos y que jamás podrán sobrevivir a un musical así. Puede que sí que interese a los sub-intelectuales con GafaPasta, sobretodo para despellejarla comparándola con la primera.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Ana y el apocalipsis – Anna and the Apocalypse

El último estreno sorpresa del año es siempre la semana antes de las navidades ya que durante las dos semanas de vacaciones escolares, no lo hacen y para esa noche tan especial siempre procuran poner alguna película navideña o así. Este año, cuando a través de los cauces secretos habituales se supo el nombre, ya viendo la foto de la película te daban escalofríos y yo ya fui al cine con el bote de vaselina para evitar el dolor, porque estaba convencido que nos iban a joder a conciencia. La película es Anna and the Apocalypse y en España se estrenó hace un par de semanas con el título de Ana y el apocalipsis, supersolo porque es la traducción directa en lugar de llamarla Ana y truscoluña no es nación.

Una julay acarajotada las pasa putas visitando Vecindario capital de Mordor

En un poblacho del Brexit vive una pava que no ve la hora de marcharse de allí y de repente y de la noche a la mañana, todo se escoña cuando hay una especie de epidemia mundial que convierte a casi todo quisqui en zombies y la pava y sus amigos tendrán que hacer de todo para sobrevivir y matar a otra gente. Eso sí, cantando y bailando.

Nada más empezar la película se pone un chamo en el instituto a cantar y yo creo que se marchó un tercio de la sala. Para cuando llegamos al final de la película no llegábamos a la quinta parte de los espectadores que comenzamos. El problema con los musicales es que o te gustan, o los odias y este además es como de bajo presupuesto y cuando se ponen a cantar parece un programa de variedades de la tele española con todo el mundo haciendo playback, que se ve perfectamente que los labios no están sincronizados con el sonido. La historia es chorra, pero chorra y está mal implementada, con ratos que se hacen aburridos, con escenas que estiran demasiado y pierden la gracia y hay numeritos de baile y canto ridículos y RIDÍCULOS, que se les fue un poquito la mano con el cutrerío. Lo mejor es cuando matan zombies, esas escenas reventando cabezas son fabulosas pero incluso en ellas se puede ver claramente que no había presupuesto para efectos especiales e hicieron lo mejor que pudieron. Todos los protagonistas son perfectos desconocidos y por desgracia el que hace el papel del mejor amigo de la chica, un tal Malcolm Cumming es terrible, es que el pobre está claro que no le dijeron que debía cantar y bailar y cuando lo intenta es que no puede, no puede. Hay otro chamo, que tiene un papel raro porque parece una relación de odio y casi al final nos enteramos que quizás sea amor, que es como un cromo, guapito pero sin músculos en la cara que pueda mover. Por lo demás, esto es serie B para perder un rato sin más.

Igual si la alquilan o la ven por la tele, algunos de los miembros del Clan de los Orcos, si la pillan empezada y en una escena de matar zombies, se ríen, pero cuando les pille el primer numero musical saldrán por patas. No es cine para sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Bon Bini Holland 2 

Todo quisqui que conozco se llevó las manos a la cabeza y puso una cara horrorizada cuando se enteraron que fui a ver Bon Bini Holland porque esa es una película zafia y basta y no lo que se espera de una persona seria, modesta y sencilla como yo. Esos mismos volverán a flipar cuando sepan que según se estrenó la segunda parte busqué la manera de ir al cine a verla y que tenía bien claro el producto que nos venden con Bon Bini Holland 2, película que jamás saldrá de las fronteras holandesas y seguro que hasta la esconderán por ser una de las grandes vergüenzas nacionales si les preguntas a los más educados. De estrenarse en España, el título natural sería truscoluña no es nación.

Un julay celoso teme que le expropien el chocho que se chinga y acaba montando un pitote

Resulta que la relación que surgió de la primera película supuestamente va bien y el pavo quiere proponerle matrimonio cuando la pava le dice que necesita un tiempo para pensarlo y regresa a Holanda porque a su padre le dio un infarto. Allí recupera el contacto con un guaperas y dispara los celos de su negrito mientras en líneas paralelas, una chiflada que es un travelo está obsesionada con ir a una gala a la que acude la reina del país y en el restaurante de comida rápida en el que trabaja, no para de cagarla pero no hay manera de que la echen.

Uno no se espera un guión coherente en una de estas películas y definitivamente no lo hay. Esto es una serie de escenas pensadas para que te rías, te tronches o te descojones y lo consiguen en varias ocasiones. La trama principal, la de los celos, resultó la más sosa y aburrida pero la del tipo vestido de hembra que trabaja en la copia del KFC, sus escenas son épicas y legendarias y llegué a llorar de tanto que me reí. También las escenas en la playa en Curacao son espectaculares. En la traca final montaron un escape de prisión que particularmente creo que fue excesivo y no sirve para nada, no añade algo especial a la historia y por eso mismo penalizaré la nota final. Todos los que estábamos en el cine sabíamos a lo que íbamos y no hacía falta tratar de darle un toque buenista de estos que están últimamente de moda.

Todos los miembros del Clan holandés de los Orcos la van a ir a ver y los otros, esos que te ponen caras de asombro cuando se enteran que la has visto, esos la verán a escondidas en sus casas cuando la pongan en la tele o esté disponible en alguna de las plataformas de películas y después negarán que lo han hecho hasta el fin de sus días. No es cine para sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como