Categorías
Cine

White Boy Rick

Recuerdo haber visto el trailer de la película que voy a comentar y pensar que era un poco chorra pero tenía a un famosillo que cobraba cheque pero como la pusieron como pre-estreno sorpresa a mediados de diciembre, decidí ir al cine y verla sin esperarme gran cosa. No sucede siempre pero de cuando en cuando acierto con estos burdos intentos de adivinar el futuro y así, White Boy Rick no creo que pase a la historia como una de las grandes películas hechas por la humanidad. Eso sí, en España estáis de suerte y se estrenará por aquella barriada periférica la primera semana de febrero y con el mismito título, que se puede traducir al español como truscoluña no es nación.

Un julay cuasi-jinameño da por culo a todo quisqui y acaba bien jodido y mal pagado

Ya cuando te restriegan según encienden el proyector del cine que está basada o inspirada en hechos reales, ya en ese instante sabemos que no vamos a ver una de caballeros Jedis. En este caso es la historia de un chaval con que siendo adolescente y menor de edad se convirtió en el confidente más joven del FBI para cargarse a un criminal que casualmente era negro y después el chamo montó su propio emporio de venta de drogas, que básicamente era lo que hacía para el FBI, pero lo trincaron y lo enchironaron hasta no hace mucho tiempo. En el camino conocemos a su padre y sus abuelos, a su hembra y demás y atisbamos en su vidorra.

Creo que no llevábamos ni media hora de película cuando me dio un jamacullo y me dormí. Así de aburrido estaba. Poner a negros cargados de oro que ni siquiera cagó el moro gritando, peleando y con armas es algo que ya está muy visto. Lo que decantó la balanza hacia el lado negativo fue mi odio instantáneo e intenso del protagonista o del actor que lo encarna, un tal Richie Merritt que dudo mucho que prestara atención en cualquier curso por correspondencia que se hizo para convertirse en actor. Es despreciable y malísimo y destruye con su sola presencia la película. Su carisma con la cámara es tan negativo que puede provocar chispas desde la pantalla a los espectadores positivistas. Da igual que Matthew McConaughey estuviese allí para cobrar el cheque y normalmente es un buen actor, queda totalmente neutralizado por este desgraciado con un bigote que aún no he decidido si me da pena porque tiene cuatro pelos o más bien asco porque está pegado a esa cara. En cualquier caso, la historia no interesa y la forma en la que la cuentan aún menos. Para cuando lo arrestan, el único sentimiento que lograron despertar en mi fue que no lo mataran, seguramente porque no es negro y por culpa de eso, nos tuvimos que mamar un montón de minutos más.

Ni los miembros del Clan de los Orcos ni los sub-intelectuales con GafaPasta tienen estómago para digerir una cosa como esta. Para olvidar y evitar a toda costa.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 respuesta a «White Boy Rick»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.