Tern GSD S10

Hoy tenemos otra rareza que vi un día de casualidad, una bicicleta Tern, y el modelo creo que es la GSD S10. Hay que fijarse bien porque una de las cosas que la distinguen del resto es el pedazo de zona de carga trasera, que fijaros en donde está el sillín del conductor y los pedales y hasta donde llega la bici, que le dio para jincar un sillón para niño y detrás otro para bebé (o niño aún más pequeño) y por delante una caja para llevar de todo, que esta cosa es larguísima. Es bastante baja y al parecer, eso también es especial porque la pueden usar desde retacos de metro y medio a leños de metro noventa y cinco, aunque eso sí, los de metro y medio que sepan que pesa casi treinta y cuatro kilos, con lo que es pesada de cojones y está hecha para aguantar una carga de hasta doscientos kilos, que es una alegría porque hasta mis comentaristas mórbidos la pueden usar sin problemas. No es para nada económica y solo la bici (sin los asientos de los niños) y en su versión más básica, son seis mil cien leuros, que me parece un pastón del copón. Según la batería que se le compre, puede llegar a los doscientos kilómetros, ya que es eléctrica y la más básica calculo que tendrá un alcance de unos cien kilómetros, aunque también dependerá del tipo de obeso mórbido que se sienta en la bici. Las ruedas son bastante pequeñas, de veinte pulgadas. Se ve muy robusta y muy bien hecha, pero como siempre, me pregunto si vale la pena gastarse ese dineral para una bici. Piensa que la sillita de atrás del todo, es de una marca que es conocida por su excelsa calidad y por sus precios de susto, con lo que cuando compras la bici y compras las sillitas, te has dejado un riñón. En la rueda delantera está integrado el sistema de protección, que normalmente va en la trasera, pero con tanto armatoste supongo que al diseñarla lo tuvieron que cambiar de lugar. En la foto vemos que además de las dos sillas de niños y la caja delantera, lleva dos alfjorjas grandes en la parte de atrás, con lo que vamos, esta puede ir al supermercado con los chiquillos y hacer una mega-compra y siempre que no sea de naturaleza obesa, puede regresar con todo a casa.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. «son seis mil cien leuros, que me parece un pastón del copón», y a quien no? es una salvajada de pasta para una bici!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.