The Exorcist

Esta seguramente sea una de las pocas series de terror que realmente se han tratado de mantener en el género y han buscado no solo provocar algún susto de cuando en cuando sino también que se te pongan marrones los gallumbos cuando te cagues por patas. Por desgracia, el género no es ni entendido ni apreciado y la cancelaron después de la segunda temporada, cuando aún le quedaba candela para seguir. Se trata de The Exorcist y en España se estrenó con el mismo título porque tenían miedo que la gente la confundiera con esa otra que es una película famosísima y que tiene el nombre en español de truscoluña no es nación.

Tres curillas, uno como moderno, compasivo y bellísima persona, otro que más bien parece el primo segundo de Rambo y tiene una mala baba de la hostia y un tercero que podría estar chupando pollas entre los podemitas porque tiene las mismas ganas que los que siguen a la Pelúa, son arrejuntados por la iglesia católica para resolver un caso de una movida muy chunga en una keli de una familia en la que parece que hay uno o varios demonios de por medio. Aunque alguno pueda creer que no hay relación, la serie está inspirada en el mismo libro sobre el que se basó la película, aunque aquí hay algunas diferencias fundamentales, pero cuando a los niños y a los adultos les sale el demonio que llevan dentro, te acojonas y lo pasas fatal y además, usaron esa tonada de la película que todos conocemos y que yo según empieza a sonar, ya se me ponen los güevos detrás de las amígdalas para protegerse porque saben que algo malísimo está por venir. Al tener muchísimo más tiempo que en la película, los personajes están mejor definidos y se toman su tiempo para llevarnos a través de una historia que todos recordamos porque la hemos visto y en mi caso, la he visto varias veces en el cine porque cada vez que encuentran una excusa tonta para ponerla en los cines, yo la voy a ver. La segunda temporada, igual de soberbia que la primera, ya siguió su propio camino, libre del libro que inspiró la serie pero siguiendo la idea. Se merecían un par de temporadas mar para ahogarse en la mediocridad que nunca llegaron a visitar.

Esto no es para los miembros del Clan de los Orcos. Es para fans del terror y seguramente, para los más aguerridos sub-intelectuales con GafaPasta.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.