The Photograph

Como el año pasado, el Nederlands Film Festival o el festival de cine Neerlandés, que se celebra en la ciudad de Utrecht, realiza una selección y cada día, a la misma hora que se estrena en el festival, tenemos una película que llega también a los cines por todo el país, con lo que todos podemos atender de alguna manera el festival sin ir al susodicho, que está lleno de pedantes y podemitas y hasta algún truscolán de mielda. La primera película que vi en el festival fue The Photograph, que es un documental y que puedo confirmar y confirmo que jamás de los jamases se estrenará en España, ni siquiera con el atractivo título de truscoluña no es nación.

Un julay se va de vacaciones a Harlem en Nueva York buscando el rastro de su abuelo con una foto y allí se entera de un montón de coñas marineras y terrestres.

Un pavo se pira a Nueva York para grabarse a sí mismo mientras trata de buscar información de su abuelo, del que tiene una sola foto hecha hace cien años. La foto la firma un tal James Van Der Zee, con la dirección de su estudio, que está en Harlem y por allí va el chamo y descubre que este julay era un fotógrafo negro que hacía fotos de l los negros de la zona y que seguramente es uno de los pocos que los retrató durante el siglo XX (equis-equis). El chamo conoce a un montón de gente y descubre un montón de historias de la gente que vivía en ese barrio y que emigró a Nueva York pero definitivamente, no descubre nada nuevo de su abuelo.

El documental es interesante por el sub-mundo que nos descubre, un universo fotográfico en el que los negros querían parecer más blancos que otra cosa e iban a los estudios fotográficos para que les hicieran unas elaboradísimas fotos, a veces como disfrazados, para aparentar que eran mucho más de lo que en realidad podían ser y así fardar con la familia y amigos, sobre todo los que emigraron desde el sur de Estados Unidos. El fotógrafo tenía su estilo y aunque la diñó hace la tira, su viuda, que era muchísimo más joven que él cuando se arrimaron, sigue teniendo las cosas de su estudio y un montón de gente cuenta historias y recuerdos, tanto del fotógrafo como de sus familiares cuando se hacían las fotos. También podemos ver como Harlem, que era un barrio, ha sido absorbido por pijos y ricos y están echando de allí a los pobres que lo moraban y que ya no son bienvistos.

El documental aterrorizará y espantará a los miembros del Clan de los Orcos pero seguramente interese y entretenga a los sub-intelectuales con GafaPasta. Sin ser un clásico, la idea es interesante.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.