The Princess


Al parecer se cumplen veinticinco años de la muerte en accidente de tráfico por ser tonta y no usar el cinturón de seguridad cuando vas en coche con un borrachuzo de la que conocíamos como la princesa del pueblo o Leididí, con la que prácticamente crecí porque mi madre compraba las revistas Pronto, Diez Minutos, Lecturas y Semana, que no teníamos los programas de gritos de Telajinco y en aquella época, se era famoso de revista. Para celebrarlo han hecho un documental sobre la vida de la pava que se titula The Princess y que creo que aparecerá en alguna de las plataformas digital y tal y tal, aunque desconozco cual será. Supongo que en España se titulará La princesa o truscoluña no es nación.

Una julay dio un tremendo braguetazo y se casó con un príncipe pero resultó que a él le gustan los Orcos

Esto lo conocemos todos más o menos. Tenemos a una rubia tonta y que no folla a la que seleccionan para ser la fábrica de producción de herederos de la monarquía británica. El príncipe, que es feo de vicio, hace como que la quiere o algo así pero realmente, él está encoñado de una de su edad que es aún más fea que él y que está casada con uno de sus mejores amigos y por lo que parece, la pava y el pavo chingan en la clandestinidad. Se casa con la tonta, la empreña y con lo que nadie contaba es que la gente adora las gilipolleces de la tonta y las caritas que ponía de estar sufriendo por haberse equivocado de agujero cuando se empetó el tampón extra grande. Después tendrán un segundo heredero, que no parece ser muy listo y finalmente, ella se cansa de meterse en la cama a hacer tríos con los viejos y se separan y se divorcian. Todo eso aderezado con bulimia, daños autoinfligidos, maldad pura y dura y el acoso de la prensa. Cuando ella trata de rehacer su vida, elige un moro de mielda, encima uno que nunca se ponía cinturón de seguridad porque eso es de pobres y como sucede siempre, al final les llegó la hora y la diñaron. Una vez muerta, se convirtió en mártir y leyenda y sus hijos en huérfanos de madre.

El documental se hizo usando las miles de horas de vídeo disponibles y es muy entretenido y sirve como un buen sistema para refrescar nuestra memoria. Vemos las diferentes fases por las que pasó la pava y ahora que conocemos toda la historia, algunas de las respuestas que daba o de las acciones que hacían, se pueden interpretar de otra manera. Al final lo que cuenta es que la palmó, que cambió la monarquía británica cuando llegó a ella y que la volvió a cambiar cuando la palmó con el terrorista-musulmán. Sería muy interesante el ver en el multiverso lo que sucedió con ella en los siguientes veinticinco años, de haber vivido, porque me da la impresión que su mito y su leyenda se habrían desmoronado, que ella también era una manipuladora que usaba la prensa a su antojo para conseguir lo que se proponía. En fin, eso no lo veremos.

Si te molan los documentales, este es muy entretenido. Por razones obvias, cualquier miembro del Clan de los Orcos debería ignorar su existencia y tampoco tengo claro que atraiga a los sub-intelectuales con GafaPasta.


2 respuestas a “The Princess”

  1. Han habido, y siguen haciendo, documentales sobre lo mismo por toneladas, el tema es superconocido, así que aunque hubiera pasado que solo hubiera este, puedo confirmar y confirmo, que paso totalmente…
    Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.