After. Amor Infinito – After Ever Happy


Si alguien busca una buena razón para descalificarme a la hora de comentar películas, no hay que mirar más lejos que esta saga y mi masoquismo con la misma, que hace tres años fui a ver After: Aquí empieza todo – After y me pareció una mielda, hace dos años vi After: En mil pedazos – After We Collided y me pareció flojita, hace un año vi After. Almas perdidas – After We Fell y me pareció pasable y ahora que aparece otra peli y que por el título yo pensaba que era la última, volví a caer y así fue como puedo confirmar y confirmo que he visto After Ever Happy, que en España se estrenó a finales de agosto como After. Amor Infinito.

Los julays gritones siguen a grito pelado y chingando de rato en rato.

Resulta que lo pillamos justo después de acabar la peli anterior y estos están en Londres para la boda de la madre del pavo, aunque allí descubre que la madre le hizo un Vitorino al padre que tanto odia y ahora resulta que el mejor amigo del padre y su mentor es en realidad el padre y todo ese odio paterno estaba mal dirigido. El chamo grita y rompe cosas, como siempre, se emborracha, como siempre y la chama le busca el ángulo para trincarle el maromo y empetárselo en el coño, como siempre y cuando no puede ser, grita, se emborracha y llora, como siempre.

Lo peor de todo es que con ese título, la película acaba anunciando otra, que resulta que no termina con amor infinito, si hasta están peleados para entonces o algo así. Esta historia se podría haber concentrado mejor en una serie de ocho episodios de cuarenta minutos para todos los libros, que esto es muy cansino, el pavo se emborracha, grita y es violento, tres actividades que alteran el orden pero que son tan ciertas como la vida misma. La pava es tonta y grita, se emborracha, llora y es violenta, también alterando el orden y cuando uno o ambos están borrachos, alterados, gritando o violentos, se juntan y chingan. Es lo que hay, cine sin guion, de historia simplona y factura muy de video musical. El chamo es que no pierde oportunidad alguna para quitarse la camisa, con lo que no se gastan mucho presupuesto en vestuario y hay que reconocer que chinga con la pava con los dos vestidos como un campeón, que no necesitan ni condones teniendo un calzoncillo, un vaquero, una falda y unas bragas de por medio. Como siempre en el cine había un grupo de adolescentes probablemente retardadas que gemían como burras cuando no se muestra nada, que el día que esas descubran que en Internet hay pornografía, se les expandirá el universo.

Esto es un ejercicio de más de lo mismo con título malvado y cruel, porque no es el final que definitivamente no creo que atraiga ni a miembros del Clan de los Orcos ni a los sub-intelectuales con GafaPasta, aunque ciertos grupos de hembras acudirán en manadas al cine a verla. Más bien sosa.


Una respuesta a “After. Amor Infinito – After Ever Happy”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.