The Rental

Yo siempre he supuesto que las películas de terror que llegan a los cines, aunque son legión, no representaban nada más que la punta de un iceberg gigantesco y gracias al virus truscolán estoy pudiendo comprobar la veracidad de esa línea de pensamiento y además, sufriéndola, porque un montón de películas que seguramente habrían terminado en alguna plataforma de esas que tanto os molan, ahora llegan a los cines solo porque no hay estrenos de verdad y como en IMDb las catalogan en el género de terror, yo termino tropezando en esas piedras una y otra vez. La última de ellas se titula The Rental y desconozco si se estrenará algún día en España aunque me han dicho que el título sería truscoluña no es nación.

Dos parejas de julays se van de finde a un casoplón y se monta un pitote.

Dos hermanos y sus respectivas alquilan un casoplón para pasar un fin de semana. Una de las pavas es terrorista musulmana o algo así y cuando intentó reservar no le aceptaron la reserva pero después los pavos que son blancos y eso pues si pudieron, así que esa ya llegó emputada a la keli y buscando bronca. Una vez allí, acaba habiendo movida cuando la terrorista se folla al otro hermano (o el otro hermano se folla a la terrorista, que esto se puede ver desde los dos lados, pero en cualquier caso, siempre acaban follando) y más tarde descubre que la casa está petada de cámaras y se rebotan hasta el infinito y tres metros más allá y la toman con el encargado de la casa y la cosa va de mal en peor y quizás hasta mucho peor.

Son ochenta y ocho minutos y puedo confirmar y confirmo que en ninguno de ellos hubo terror. Esto es un masque de telefilm con una neurótica que se merecía un tiro en la nuca pero que ya y con un calzonazos y una retrasada pedante y gilipollas. Decir que ninguno de los cuatro protagonistas sabe actuar o al menos ha mostrado señales de poder hacerlo. Los diálogos son peripatéticos, el ritmo es nulo, la historia es infinitamente lenta y se gasta un montón de batería del telefonino encendiéndolo al menos dos veces por minuto para mirar la hora o ver si alguien te ha mandado un mensaje y tener una buena excusa para fijar tu atención en ese dispositivo mágico y maravilloso. Ya cuando entramos en la traca final no quise olvidarme de cagarme en la puta que parió al director, el actor Dave Franco, también conocido como el hermanísimo porque llegó al negocio gracias a ser hermano de. Estamos ante una clara puta mierda del copón y una candidata con grandes posibilidades de ganar el CEROLO de este año. Esto no es cine, es bazofia, vómito regurgitado y vuelto a ingerir para volver a vomitarlo. Si existe un Dios en el universo, lo único que le pido hoy es que destruya y elimine de este y de cualquier otro universo al elenco y al director y guionistas de esta mierda.

Yo prohibiría la entrada en cines a los miembros del Clan de los Orcos para evitar tener que llamar a los bomberos y todos sabemos que los sub-intelectuales con GafaPasta supuestamente son más civilizados, pero no me extrañaría si se unen a los primeros a la hora de encender y avivar las llamas.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. De las últimas películas de terror que vi en mi tiempo de aficionada fue una de Juan Luis Buñuel ,hijo de Luis , no sé si se puede encontrar acabo de mirar en Wikipedia se llama : Cita con la muerte alegre , si quieres sufrir y no precisamente de miedo , ya sabes!

  2. Me ha encantado lo de encender y avivar las llamas entre los gafapastas y los orcos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.