Categorías
Mi casa Reality sucks

Tremenda decepción

Tengo dos manzanos y los mimo, los riego si necesitan agua, les pongo su abono, mi vecino los poda porque dice que yo no tengo ni puta idea de nada y les deja, según él, la cantidad justa de ramas para que produzan una cantidad apreciable de manzanas. Lucho contra los insectos que los intentan colonizar y me aseguro que no haya nada a su alrededor que les moleste o afecte a su calidad de vida.

¿Cómo me lo pagan?

Pues produciendo entre los dos manzanos, UNA ÚNICA MANZANA, que antes de irme de vacaciones había dos, una en cada árbol pero una de ellas acabó en el suelo sin que sepamos muy bien por qué. Esto es inadmisible e intolerable, así que quiero que mis dos manzanos sepan que este será el único aviso que les doy, que o el año que viene me regalan una cosecha épica o los cortaré en dos, en cuatro y en ocho y arrancaré sus raíces y morirán porque no se merecen el dueño que tienen. Tres casas más allá hay uno que tiene uno en su jardín delantero. No lo cuida, no lo poda, no lo toca, lo ignora y el puto manzano el año pasado tenía como ochenta manzanas, con las ramas que se venían abajo del peso y este año igual. El tipo ni las recoge, se las comen los pájaros. O sea, que uno sin abono, sin agua, sin podar y sin ningún tipo de atención da todo lo que puede y dos que están malcriados de tanto cuidado que reciben no son capaces de producir más de una manzana. Que sepan ambos que esta es su sentencia de muerte, que ejecutaré en octubre del 2021 si ninguno de los dos espabila.

Por sulaco

Maximus Julayus

2 respuestas a «Tremenda decepción»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.