Categorías
Indonesia Malasia Viajes

Tres semanas de comida en Asia

Desde hace unos años, siempre que voy de vacaciones a cualquier lado, documento perfectamente casi todo lo que como y lo suelo poner en mis estados del güazá, con el objetivo de apagar los dramáticos augurios de mi madre que se piensa que yo voy a esos países a sufrir y padecer y a la hora de comer lo paso fatal, fatal. Desde que tengo el istagrame también dejo caer esas fotos por allí, en las historias. En el viaje del año pasado entre mayo y junio a Indonesia y Malasia, tardé un tiempo en cambiar el chip y comenzar a hacerlo, razón por la cual no hay fotos de los mejunjes que me dieron en los vuelos de Amsterdam a Doha y desde allí hasta Bali, ni del desayuno en ese lugar o lo que me dieron en el avión camino de Labuan Bajo. Fue allí cuando comencé a hacer fotos y ya no paré y creo que conseguí una representación bastante precisa de lo que estuve comiendo en esas tres semanas, siendo las mayores ausencias el dulce que nos daban por las tardes y que me parece que no fotografié en ningún día. Como flickr nos castigó, esas fotos se quedaban en mi nube y pasaban sin pena ni gloria y cuando regresé de Asia, perdí quince minutos revisando todo lo que tenía en el telefonino, seleccionándolas y añadiéndolas a un álbum especial. Hoy tenemos un experimento muy especial y que definitivamente, abre el apetito. La secuencia de fotos de comida de las tres semanas, pasando por Scuba Junkie Komodo (con pensión completa), Scuba Junkie Sangalaki (solo con desayuno y almuerzo) y Scuba Junkie Sipadan (pensión completa). Añadimos a todo eso las fotos de comida en aeropuertos, en aviones y al final, las de la cena con los amigos malayos cerca de Kuala Lumpur. El documento completo es alucinante y para hacerle justicia, lo acompaño de la canción Any Way You Want It en la versión de la película Rock of Ages:

Como no quiero encochinarme como algunos que no voy a nombrar, la regla que sigo firmemente es que jamás, jamás, jamás repito en los bufetes y llenaba el plato y solo comía lo que había en el mismo. También decir que hubo varias comidas compartidas con otros en las que había mucho plato, sobre todo en Derawan (Scuba Junkie Sangalaki). También recordar a la plebe que durante esas tres semanas estaba buceando, haciendo al menos tres inmersiones al día y en alguna ocasión cuatro y que en el intervalo en el que me papeé todo esto, hice cincuenta y pico inmersiones, con lo que quemé todo esto y algo más.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «Tres semanas de comida en Asia»

Lo malo es que no se sabe que hay en el plato, salvo lo obvio, como las gambas y langostas, claro, espero que los cacharros en los que servían la comida no fuera de plástico tóxico chino, mas que nada porque no me gustaría quedarme de sin la maravilla de videos de despegues y aterrizajes… 🙂
Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.