Una herencia de muerte – The Estate


Yo echo de menos, echo muchísimo de menos, las comedias en el cine. A mí me la sudan las pelis buenistas elegébétékú-tu-puta-madre, me la traen al fresco los thrillers, me paso por los pelos del culo las pelis con dragones y básicamente, me la traen al fresco toda esa nueva generación de directores que esconden su mediocridad y aburrimiento haciendo películas en las que tratan desesperadamente de no ofender a nadie y acaban creando truscos que cuestan millones y que han sido olvidados antes del estreno. Antes, en nuestros cines, teníamos una dosis continua de comedias, pelis irreverentes, que atacan todos los temas y que no tenían el corsé cinematográfico actual por el que, al parecer, solo un maricón puede interpretar papeles de maricón, solo un travelo puede interpretar papeles de travelo y solo un minusválido puede interpretar papeles de minusválido, entre otros, que hay más ejemplos, pero que eliminan del concepto de ACTOR la parte relativa a ACTUAR. Por eso estaba super-hiper-mega exitado con el estreno de The Estate, comedia que llega a España pasada la mitad de enero con el fastuoso título de Una herencia de muerte.

A una julay a punto de diñarla se le llena la casa de truscolanes y podemitas pá’ robar.

Tenemos una vieja que está podrida por dentro y que supuestamente es ricachona. Le queda menos de una luna de vida y dos sobrinas ven en eso la oportunidad de trincar su herencia y solucionar sus problemas. Al parecer no son las únicas, que otra prima pija pensó lo mismo y un primo que más bien parece un chulo-putas viene a casa de la tía con la misma idea. A partir de ahí es la guerra entre estos cuatro para convertirse en el favorito de la tía y trincar la herencia, mientras la vieja les hace la vida un infierno antes de morir.

La idea es fabulosa y el trailer se ve épico, el problema es que el trailer ya tiene lo mejor de la película, que no había mucho más y que cuando se ven esas escenas tan divertidas al completo, como ya sabes exáctamente lo que va a suceder, les han quitado la gracia. Esto habría sido mucho mejor si no la hubieran anunciado previamente y aparece de improviso en los cines, habría sido un bombazo. Trataron de emular las viejas comedias, pero no lo llegaron a conseguir y seguramente la culpa es del director y guionista, que supuestamente ha hecho otras comedias, pero le falta la gracia. Es una lástima porque tenían un elenco brutal, con Kathleen Turner, David Duchovny, Anna Faris y Toni Collette y toda esta gente son maestros de la comedia.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, te puedes sentir tentado pero yo te diría que pases y está prohibida para los sub-intelectuales con GafaPasta. Flojilla.


Una respuesta a “Una herencia de muerte – The Estate”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.